Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Sexy y peligrosa Jennifer Lawrence

Por El Mercurio / Chile / GDA 02/28/2018 |11:45 p.m.
La trama está basada en la novela Red Sparrow, escrita por el exagente de la CIA Jason Matthews. (Captura)  
Es una sensual, pero implacable espía rusa en “Red Sparrow”.

Jennifer Lawrence muestra su lado más adulto en Red Sparrow, “thriller” de acción que estrena hoy en Puerto Rico. Dominika Egorova, su nuevo personaje, es su paso definitivo a los roles adultos no solo porque exhibe altas dosis de erotismo y tiene sus primeras escenas de desnudo en cámara -algo en lo que los medios estadounidenses se han centrado obsesivamente, al punto de obligarla a explicarse en entrevistas-, sino por la brutalidad de la temática y la violencia de muchas de sus secuencias.

La trama está basada en la novela Red Sparrow, escrita por el exagente de la CIA Jason Matthews. El personaje de Lawrence es una primera bailarina del Ballet Bolshoi que tras sufrir un accidente que le impide volver a su oficio se enlista en una escuela donde entrenan “sparrows”, agentes jóvenes y bellos que se convertirán en maestros de seducción y manipulación. La misión de Dominika será entablar contacto con un agente de la CIA llamado Nate Nash (Joel Edgerton) y descubrir quién dentro del alto comando ruso le está pasando información.

Más allá de las virajes, engaños y sorpresas propios del género del espionaje, Red Sparrow muestra un mundo espeluznante en el que agentes como Dominika deben despojarse de toda humanidad y entender que pertenecen al Estado y, por lo tanto, deben hacer lo que sea que este requiere. La joven protagonista, que desde el principio de la cinta demuestra no tenerle aversión a la violencia, debe llegar a los extremos para sobrevivir en una realidad que es particularmente cruel con las mujeres.

El filme es entretenido de principio a fin, aunque cargado de escenas que pueden herir sensibilidades. La actriz explicó que actuar en él  la ayudó a volver a sentirse segura después de que sus fotos privadas fueron filtradas por un hacker hace unos años. 

“Esta película cambió ese miedo que sentí a que me juzgaran a mí y a mi cuerpo, y ni siquiera me di cuenta de cómo influyó en mi mentalidad hasta que terminé de filmar”, aseguró.

Según agregó, la hizo “desafiarse más que ninguna otra película que haya hecho”.

Regresa a la portada