Steven Vázquez: un actor innato- VÍDEO

Por Mariela Fullana Acosta / mfullana@primerahora.com 10/26/2013 |
El talentoso niño de San Lorenzo se ha puesto como meta llegar a Hollywood.
Steven quiere ayudar a cambiar la percepción negativa que existe en torno a las personas que viven en los residenciales públicos. (wandaliz.vega@gfr.com)  

No hay manera que el niño Steven Vázquez pase desapercibido. Su espontaneidad, madurez, energía, pero sobre todo, su talento, provocan que uno se voltee a mirar a este jovencito de 12 años de edad, quien se ha dado a conocer por su excelente actuación en la película Por amor en el caserío, la cual lleva cuatro semanas en cartelera.

Vázquez relató que hace cuatro años lo invitaron a participar de una audición para formar parte del elenco de la obra del escritor y director Antonio Morales. No tenía experiencia en el teatro y jamás había tomado una clase de actuación, pero su talento innato fue suficiente para que lo escogieran y formara parte de la obra, que desembocó en la película Por amor en el caserío.

Tanto en la obra como en el filme, Steven Vázquez interpreta a “Regi”, un niño que ante la ausencia de su padre, desea emular a su hermano mayor, quien controla el punto de drogas de su comunidad. En la producción, “Reigi” tiene que lidiar con la violencia que lo rodea, tomando decisiones incorrectas que lo llevan a tomar un arma de fuego.

Para Steven Vázquez el encarnar este personaje ha sido un gran reto, ya que además de ser su primera gran oportunidad en la actuación, tuvo que lidiar con situaciones violentas que le eran ajenas, aunque no del todo, ya que cuando tenía dos años de edad presenció el asesinato de un tío paterno, hecho del que aseguró no recuerda nada.

“Nunca había vivido una experiencia así de fuerte, nunca había tenido un arma en mis manos e hice unas cosas que nunca había vivido en mi vida real y nunca las haré, fue muy fuerte para mí. Fue muy difícil expresar cómo hacer las escenas y tenía que tener mucha concentración y tener claras mis líneas”, explicó sobre su experiencia filmando la cinta. Por amor en el caserío fue grabada en el residencial público Luis Lloréns Torres en San Juan, donde Steven pernoctó durante varios días y donde tuvo la oportunidad de conocer a la comunidad. El menor, quien es del pueblo de San Lorenzo, destacó cómo él y su madre, Brenda Pagán, tuvieron que lidiar con los prejuicios de varias personas que le preguntaban que cómo podía quedarse a dormir en un residencial público.

El estudiante de séptimo grado de la Segunda Unidad Carlos Zayas de San Lorenzo, agregó que se debe de cambiar la percepción que existe en torno a las personas que viven en los residenciales públicos.

“Yo me quedaba allí, jugaba baloncesto, yo corría solo e iba por ahí sin miedo porque allí la gente es común y corriente, tal como nosotros somos; de carne y hueso, con ojos, boca, nariz, tienen todo lo que tiene un ser humano”, acotó.


En la película uno de los temas centrales es la violencia, problemática que Steven entiende se puede resolver en el país si las personas aprenden a perdonar.

“Si, por ejemplo, a mi me matan a mi papá yo no tengo porque matar a la familia de quien mató a mi papá porque yo soy el que voy a pagar las consecuencias, él ya se murió. Así que si todo el mundo sabe perdonar, Puerto Rico estuviera mejor”, opinó con una madurez impresionante.

El novel actor, por otro lado, precisó que Por amor en el caserío le ha enseñado muchas cosas. Lo primero, valorar mucho más a su madre, de quien dijo ha aprendido respeto y honestidad; y lo segundo, que quiere dedicarse de lleno a la actuación.

“Me puse metas a corto plazo y las he logrado, y ahora tengo metas a largo plazo, que son salir en películas de Hollywood y seguir actuando. Eso sí, tengo problemas con el inglés, pero yo sé que yo puedo y lo voy a lograr”, concluyó.