Placeholder

Por Ana Enid López

En alta definición

“¡Qué joyita!” Mal ensayo

10/11/2012

Se veía incómodo

Jorge Pabón “el Molusco” es de esas personas con las que no hay puntos medios: sus fanáticos lo adoran y sus detractores no lo soportan. Por esa razón, me he visto en ocasiones, como abogada del diablo, defendiendo su talento ante colegas y amigos. Aunque con demasiada frecuencia se pasa de vulgar, hay que reconocer que el Molusco es ingenioso y gracioso tanto en la radio como en sus comentarios a través de las redes sociales. Pero, la televisión es otra cosa. Su debut en ¡Qué joyita! El show el sábado pasado por Telemundo fue pésimo. El animador se veía fuera de su elemento, incómodo, perdido y sudando. Sus diálogos estuvieron repletos de las palabras “espectacular” y “devastador” como muletillas, aunque lo peor es que carecieron de comicidad.

Pero hay más, Molusco no sabía ni qué hacer con las manos, por lo que en un momento dado se agarró... eso. ¡No lo podía creer! Pero le di rewind y sí, se agarró la entrepierna en vivo y a todo color.

En términos generales, el programa parecía un ensayo con una atmósfera ochentosa, acentuada por la pobre escenografía y por la banda. En resumen, fue un estreno ¡devastador!

Volvió a conquistar

El joven de ascendencia puertorriqueña Bryan Keith, quien es hijo del salsero Ray de la Paz (Spanish Harlem Orchestra), volvió a impresionar esta semana al jurado del reality show  The Voice (NBC) –compuesto por los cantantes Adam Levine, Cee Lo Green, Christina Aguilera y Blake Shelton– y pasó a la próxima ronda de la competencia. 

El novel cantante,  de 22 años y nacido en el Bronx, pertenece al “Team  Adam” y  superó a su contrincante en la etapa conocida como The Battle, un duelo de canto que ganó al  enfrentarse  a Collin McCoughlin interpretando el tema Santería.


Sígueme en Twitter@anaenidlopez