Placeholder

Por Milly Cangiano

Primera Fila

Canal 6 Cambio de mando

01/28/2013
Presidenta a la Junta

Bueno, ¿y cuándo la Junta del canal 6 va a nombrar al nuevo presidente de WIPR?

Dicen que el prospecto está allí en otra posición, por lo que  sabe muy bien lo que ha pasado en los últimos años en la emisora pública. Así que descarten a  Víctor Montilla. ¡Ah!,  la presidencia de la Junta también va a  cambiar y sería la primera vez que una fémina la dirija. ¡Hello, gracias!  

“Off the record”

Dicen que en una superfiesta pos-Navidad, una conocida chica  se pasó de copas y medio mundo quedó en shock cuando se puso flower con un ejecutivo del canal para el que trabaja, quien estaba en la fiesta. ¡Cuidado, mija, que él es casado... Y tú también!

¿Y cómo es que es?

Dicen por los pasillos de Wapa que, para contrarrestar a los chicos que estarán en el nuevo programa de las  6:00  de la tarde, Gisselle se integrará al elenco.

Curiosamente, Gisselle odia los chismes, además  es talentosa,  tiene tremenda voz y  no necesita estar en ese programa, peeeroooo si hay buen dinero, pues pa’ alante.

Por otro lado, el que se quedó fuera del panorama fue  Frankie Jay, quien  no puede mudarse de canal porque tiene contrato con Soraya Sánchez y habría terminado en una pelea legal.  Trabajé con Soraya y ella si no tiene la razón, no va a batallar, pero si la tiene, va pa’ alante, y en este caso,  ¡ni se diga!

¿Y cómo es que es?

Dicen por los pasillos de Wapa que, para contrarrestar a los chicos que estarán en el nuevo programa de las 6:00 de la tarde, Gisselle se integrará al elenco.

Curiosamente, Gisselle odia los chismes, además es talentosa, tiene tremenda voz y no necesita estar en ese programa, peeeroooo si hay buen dinero, pues pa’ alante.

Por otro lado, el que se quedó fuera del panorama fue Frankie Jay, quien no puede mudarse de canal porque tiene contrato con Soraya Sánchez y habría terminado en una pelea legal. Trabajé con Soraya y ella si no tiene la razón, no va a batallar, pero si la tiene, va pa’ alante, y en este caso, ¡ni se diga!