Placeholder

Por Milly Cangiano

Primera Fila

Colegio de Productores Nuevamente en el “spot”

10/29/2012

El Colegio de Productores de Espectáculos Públicos (Copep) asegura que lleva una campaña llamada Dile no al fraude para sacar de circulación las personas que aseguran ser productores y ni tan siquiera tienen una solicitud en dicha institución para ser parte de la misma.

Ahora con lo sucedido en el llamado Glow Paint Party en Juncos, el Copep nuevamente vuelve al ruedo público a decir que esta persona no es colegiada. Pero la pregunta es: ¿cuántos más que no son colegiados hacen producciones en sus respectivas áreas y nadie en el Copep se entera? ¿Quién en el Copep tiene la facultad de verificar cuánto party hay con gente que dice ser productor?

Aquí a cualquier trapo le llaman frisa y se arropan con ella. Es imposible que Juan Carlos Zapata, director ejecutivo del Copep, pueda con ese superbulto investigativo y en lo que resuelven, pues... vamos a otra cosa.

Hay situaciones a las cuales se les puede aplicar lo de Dile no al fraude con respecto a productores, y el director ejecutivo del Copep lo sabe. Sí, así mismo. Por ejemplo, cuando un colegiado le “presta” su licencia a alguien que no la tiene para que pueda traer a Puerto Rico a tal o cual artista o tal o cual evento. ¿Que no saben que esto sucede? ¡Bendito!

Esa es la pregunta: ¿quién le pone el cascabel al gato? Y que no salgan ahora diciendo que se presenten las pruebas, ellos muy bien saben quiénes son los que infringen la misma ley de productores. ¿Y qué hace la Junta? No sé. Por eso, cuando Maritza Casiano ha dicho rayos y centellas contra el Copep, muchos se quedan callados, pues saben que tiene razón. La pregunta es: ¿Maritza volvió a colegiarse ? Si no, ¿con qué licencia hizo el evento de La Roja en Puerto Rico? ¿Quién le prestó la licencia? De hecho, todavía recibo llamadas de gente que supuestamente trabajó en dicho evento y no ha cobrado. ¿Y Maritza? Muy bien, gracias.

La realidad es que no se sigue la ley, no hay forma de dar con los productores piratas y a la gente que los contrata poco le importa si tienen licencia o no. Yo el Copep uso de ejemplo lo de los jóvenes de Juncos y hago una campaña en la que se enfatice la importancia de hacer producciones con personas que puedan responder si algo sucede. Mientras esto no se haga, el Dile no al fraude se puede entender de mil formas, especialmente en época de elecciones. ¡Uípiti!