Placeholder

Por Milly Cangiano

Primera Fila

Héctor “Macho” Camacho Nunca pasó desapercibido

11/26/2012
El fin de semana de Halloween fue la última vez que vi a “Macho” Camacho con vida. Fui a la fiesta del hotel San Juan y allí llegó él muy alegre saludando a todos y haciendo chistes. Como vivía en un condominio al lado del hotel, no era extraño verlo por allí a cada rato. Me encontraba con unos amigos franceses y canadienses y al presentarle al campeón inmediatamente quedaron impactados por su carisma. Hizo historias de Mira quién baila y agradecía que el programa lo había llevado nuevamente ante el ojo público y que estaba “segudo” que gozaría en la gira del programa señalada para marzo del 2013.

“Voy a bailar con Maripily, esa sí que sabe, ¡segudoo!”, decía.

Según este, no había firmado el contrato de la gira, pero eso se iba a dar y estaba encantado en poder compartir nuevamente con los amigos del programa.

Estuvo con nosotros un buen rato y luego se fue. Estos amigos que lo conocieron solo una noche se comunicaron conmigo cuando supieron la noticia de su muerte y no podían creer que días antes estábamos gozando de sus anécdotas.

El carisma de Macho era innegable. Acostumbraba grabar en Univisión Puerto Rico sus intervenciones para los programas en Miami desde el estudio de noticias. Al entrar allí no pasaba desapercibido, decía: “Hola, aquí estoy, segudoo”. Y el “segudoo” se lo pegó a medio mundo en el departamento de noticias, incluyendo a los anclas.

Recuerdo que cuando fui a cubrir la primera edición de Mira quién baila, Macho Camacho estaba junto a su relacionista, Mayna Nevárez, cuando lo entrevisté. Me dijo: “Yo bailo, me muevo, lo aprendí en el ring, pero no sé si seguiré los pasos que me enseñen”. Dicho y hecho, fue el primero en salir de esa competencia. Sin embargo, apoyó a sus compañeros y permaneció ligado a Univisión.

Hoy en la parroquia Stella Maris, en el Condado, a las 6:00 p.m., habrá una misa para Macho, organizada por una de sus mejores amigas, la productora Angie García. Los que deseen recordar y rezar por este gran campeón están invitados. ¡Que en paz descanses, “Macho Man”!