Placeholder

Por Milly Cangiano

Primera Fila

Jingles políticos Los más flojos y sosos de la historia

11/02/2012

Faltó creatividad

Los anuncios y jingles de esta campana política han sido los más insípidos que he visto y escuchado en mucho tiempo.

Por un lado, el Partido Puertorriqueños por Puerto Rico con una campaña de muy mal gusto –contrario al cuatrienio pasado– generó comentarios negativos, también las fotos gigantescas de Rogelio Figueroa mirando al cielo y ni hablemos de las moscas.

Los jingles han sido malos, malos y si le preguntas a alguien que te cante uno o que recuerde alguno, nacarile, no lo sabe.

Todavía recuerdo el jingle que grabó el grupo venezolano La Rondallita con el estribillo “esto tiene que cambiar”. La música, las voces y el swing de la canción ponían a bailar y a cantar a cualquiera, aunque no simpatizara con el partido que promocionaba.

Este año hemos escuchado jingles grabados por pleneros o merengueros “camuflajeados” quienes cambian su voz para no quemarse con los de otros partidos, pero ninguno apela ni a repetir el estribillo.

Falta ánimo y, en un país tan musical como el nuestro, realmente eso lo que deja ver es que o hay poco presupuesto o poca creatividad.

Quizás podemos sacar el anuncio del MUS de los caballitos rojos y azules, muy creativo, que en 30 segundos comunica un mensaje contundente. Otro que más o menos está bien para televisión, pero no para radio, es el de la Comisión Estatal de Elecciones donde la orquesta es dirigida por Cucco Peña y el grupo de excelentes músicos y coro que lo acompaña. Muy buena la música pero los comerciales en radio se pierden, le falta información, contenido.