Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Fiesta de orgullo patrio en el Día Nacional de la Zalsa

Por Brenda Peña López / brenda.pena@gfrmedia.com 03/19/2017 |02:53 p.m.
El Gran Combo sorprendió a la audiencia del Día Nacional de la Zalsa cuando en medio de su presentación se mostraron con camisetas con los nombres de los jugadores de la novena nacional. (Suministrada/Janet Rodríguez)  
La emoción por el gran papel de la novena boricua en el Clásico Mundial de Béisbol marcó el ritmo del festival salsero.

Puerto Rico sabe a salsa y béisbol en estos días. Y eso quedó demostrado hoy durante el Día Nacional de la Zalsa, edición que estuvo marcada por los logros del equipo que representa a la Isla en el Clásico Mundial de Béisbol. 

La fiebre que tiene a muchos pintándose el pelo de amarillo llegó al Estadio Hiram Bithorn de San Juan, donde El Gran Combo rindió homenaje al denominado #TeamRubio. Comandados por su líder y fundador, don Rafael Ithier, sorprendieron a los más de 30,000 salseros acudieron al evento de la radioemisora Z93 vistiendo camisetas con los nombres y números de los jugadores puertorriqueños mientras actuaban en tarima. 

“En esta ocasión, yo y El Gran Combo, perdonen que esté el burro adelante, queremos compartir esto y dedicárselo a un grupo de muchachos que nos está representando deportivamente fuera de Puerto Rico, y es el equipo de Puerto Rico, y para eso vamos hacer esto que vamos a hacer ahora”, comentó Ithier al desabrocharse su camisa roja floreada. 

Debajo, el pianista lucía una camisa roja con el nombre de Puerto Rico al frente, al igual que el resto de los “Mulatos del sabor”. En sus espaldas, cada uno llevaba un nombre y número diferente. 

Y la reacción de la audiencia fue inmediata... fue como si la novena hubiese anotado la carrera de la victoria en la última entrada. Acto seguido, les dedicaron a los peloteros puertorriqueños el tema Mi Isla.

El orgullo por la gesta del invicto equipo de pelota se dejó sentir durante la tarde salsera y otro que lo dejó plasmado fue Víctor Manuelle, quien fue vestido al evento con una camiseta azul con el número 12 de Francisco Lindor en su espalda, y “Puerto Rico” escrito en su pecho.

 
Gozadera y bailoteo en el Día Nacional de la Zalsa

El evento, que organiza la emisora radial Z93 y se celebra en el Estadio Hiram Bithorn, congregó a miles de salseros que llegaron a celebrar su día con una oferta musical que comenzó desde las 9:00 a.m

El “Sonero de la Juventud” ofreció una presentación patriótica que incluyó un estribillo de Preciosa y sus temas Despierta boricua y Esencia y cultura, con el que se proyectaron de fondo imágenes de los jugadores del patio y estampas de Puerto Rico. Sobre esta canción, dijo estar agradecido de que el equipo nacional haya escogido la pegajosa frase “actívate boricua, yo voy a ti” como emblema. 

“¡Viene! ¿Dónde están los boricuas que apoyamos al equipo de Puerto Rico?”, exclamó, recibiendo como respuesta los gritos de emoción de los miles de asistentes. 

El cantante isabelino fue distinguido durante el evento por su contribución a la salsa como uno de los exponentes jóvenes con mayor éxito. 

No obstante, el homenaje más esperado de la noche fue el que se le hizo a Ithier, a quien se le otorgó el Premio Estrella a la Excelencia, que reconoce su trayectoria en la salsa. 

“Gracias por este premio. Esto es un reconocimiento al sacrificio, porque la vida de nosotros es bastante sacrificada, pero da mucha satisfacción cuando vemos un estadio lleno como está este hoy. Eso quiere decir que nos quieren mucho”, señaló el músico, que también recibió como obsequio una gran estrella en vitral con su imagen, confeccionada por el artista plástico puertorriqueño Pablo Marcano. 

El Día Nacional de la Zalsa, por otro lado, presentó en tarima a Don Perigñon & La Puertorriqueña, Luisito Carrión, el Grupo Niche, Andy Montañez, José Alberto “El Canario”, Guillo Rivera, Carlos D’Castro, Camilo Azuquita, El Macabeo, Juan Pablo Díaz y la Orquesta del Día Nacional de la Zalsa, compuesta por renombrados artistas del género salsero, bajo la dirección de Louis García. 

Desde temprano en el día, los amantes de la salsa lo dejaron todo en el terreno del estadio de béisbol convertido en pista de baile. Y a diferencia de cuando se juega pelota, la acción no fue suspendida cuando la lluvia irrumpió cerca del mediodía. 

El evento en su edición 34 cerraría con la actuación de India, quien también recibiría un homenaje.

Regresa a la portada