Placeholder

Por Gilberto Santa Rosa

¡Camínalo!

Hagamos una pausa

11/07/2017
"Las noticias de la necesidad de nuestras familias y la ausencia de servicios básicos en prácticamente toda la Isla, me hace pensar en cómo han cambiado nuestras prioridades en los últimos días".

Desde que comencé la nueva y enriquecedora aventura de escribir esta columna, escogí compartir con los lectores mi tema favorito, la música. Específicamente el género de la salsa se convirtió en el protagonista de la mayoría de los escritos.

Experiencias personales, opiniones, nostalgia, información sobre proyectos, reseñas sobre el talento tradicional y nuevo fueron compartidas con los lectores que amablemente, semana tras semana, nos prestaron su atención.

Con la honestidad que escribí anteriormente me dirijo a ustedes para contarles lo difícil que se me ha hecho poder retomar el tema musical después de los lamentables incidentes ocurridos tras el paso de los huracanes Irma y María.

Las noticias de la necesidad de nuestras familias y la ausencia de servicios básicos en prácticamente toda la Isla, me hace pensar en cómo han cambiado nuestras prioridades en los últimos días.

Si, soy consiente de que “el show debe continuar”, pero también soy consciente de que el momento es uno de rehabilitar nuestra isla y esforzarnos para que las familias residentes alcancen su bienestar.

La música ha sido mi vida durante más de cuarenta años. Sigue siendo mi “modus vivendi” y con ella sigo activo en varios países donde a diario recibo palabras de aliento y acciones de apoyo y ayuda humanitaria.

En este momento creo pertinente dejar este espacio, por un tiempo, al servicio del periódico para utilizarlo en beneficio de la información que necesita el País en este tiempo tan difícil.

Deseando de todo corazón que esta terrible experiencia sirva para que lo mejor de los seres humanos aflore. Que los puertorriqueños y los residentes de nuestra isla podamos superar esta crisis y pongamos en marcha un nuevo orden para que Puerto Rico sea un mejor lugar.

Esperando que pronto podamos celebrar la recuperación y nuestras condiciones sociales y económicas sean saludables y tengamos el tiempo y el ánimo que nos permitan comentar sobre los temas habituales de esta columna.

Gracias a toda la familia de Primera Hora por esta oportunidad de descubrir y desarrollar la capacidad de escribir semanalmente.

Al público, gracias por leer, comentar y compartir estos trabajos.

Con la esperanza puesta en la recuperación y volver a escribir y comentar sobre los temas musicales acostumbrados hasta entonces... Hagamos una pausa.

¡Camínalo!