Acuerdo confidencial entre Olga e Igor por Gabriella Marie

02/20/2013 | 10:36 a.m.
González renunció a todo vínculo o relación legal con su hija. Los acuerdos entre los ex esposos se ratificaron ante la jueza Yolanda Duato de la sala 702 del tribunal de San Juan. (mariel.mejia@gfrmedia.com)  
González renunció a todo vínculo o relación legal con su hija. Los acuerdos entre los ex esposos se ratificaron ante la jueza Yolanda Duato de la sala 702 del tribunal de San Juan.

Con una disculpa pública, una transacción económica de casi $400,000, el retiro de la petición de restitución de la patria potestad y la firma de los documentos de adopción, el ex pelotero Juan “Igor” González cedió hoy todos sus derechos sobre la hija que procreó con la cantante Olga Tañón, la adolescente Gabriella Marie.

Así terminó la controversia pública que por años  sostuvo el otrora matrimonio por asuntos relacionados con la menor.

El perdón de Igor González  se hizo público en la mañana de hoy luego que las partes ratificaran ante la jueza Yolanda Doitteau Ruiz, del Tribunal de Primera Instancia en San Juan, los acuerdos a los que llegaron a través de sus respectivos abogados y que, según supo este diario, se habrían concretado en la madrugada del mismo miércoles.

“Todo hombre en la vida puede errar en un momento determinado, pero es su deber y responsabilidad enmendar esos errores y hoy me corresponde a mí rectificar. Por eso ofrezco mis sinceras disculpas a la señora Tañón por las acciones y expresiones públicas que, a través de estos años, se han hecho injustamente”, declaró por escrito Igor González.

“Es importante para mí dejar establecido fuera de toda duda que la señora Olga Tañón es una gran madre, que ama entrañablemente a Gabriella, y que en todo momento vela y lucha incansablemente por ella en todos los aspectos de su vida”, agregó el ex beisbolista, quien hoy abandonó el tribunal cerca de las 8:30 de la mañana anunciando que se iba para su casa.

La abogada de González, Carla Arraiza, dijo que la decisión de su cliente se basó “en el bienestar de Gabriella”.

¿Qué acordaron?

Olga Tañón prevaleció en todas las reclamaciones que hizo contra el ex toletero, quien no ofreció una razón específica para su revés en cuanto a sus reclamos sobre su hija.

De acuerdo con información provista a este diario, Igor González comenzó a dar para atrás desde el momento en que el pleito de familia fue  transferido del Tribunal de Primera Instancia en Arecibo a San Juan. Precisamente ayer hubiera sido la primera vez que se vería en esa jurisdicción, y quizás la única, puesto que la magistrada Doitteau Ruiz había notificado a las partes que el pleito lo trasladaría a la Florida por ser el lugar de residencia de la menor.

Las negociaciones comenzaron  a fines del año pasado entre las licenciadas  Heileene Colberg por parte de la artista y Carla Arraiza por parte de González.

El pasado integrante de los Texas Rangers desistió de su petición de restitución de la patria potestad de su hija, a la que había renunciado previo a su casamiento con Olga Tañón según establecido en las capitulaciones matrimoniales.

 

Firmó, además, los documentos requeridos para que el productor Billy Denizard pueda completar el proceso de adopción de la adolescente, que ya inició en el estado de Florida.

González accedió, además, a saldar la deuda de dos años de pensión alimentaria. Por ello, pagó el martes un total de $104,000. La pensión alimentaria, según una fuente, ascendía a $5,000 mensuales, de la cual presuntamente él pagaba $1,000.

Otro acuerdo contraído fue con relación a una deuda en un arreglo privado que los ex esposos hicieron como parte de su divorcio.

El contrato estipulaba que el retirado deportista debía pagar $3,000 mensuales a su antigua pareja por un término de 20 años. Esto, se alega, González no lo pagaba desde hace cinco años.

Para saldar la deuda y dar por terminado este convenio, el padre de otros dos hijos varones pagó a Olga Tañón $200,000.

La transacción económica incluyó el pago de los abogados de la merenguera, los cuales ascendieron a $65,000, y un compromiso de ambos de no hacerse reclamaciones futuras sobre lo ya pactado.

“Yo cierro hoy este capítulo por el bien de mi hija, de mis hijos, de mi matrimonio...”, afirmó “la Mujer de Fuego”, quien durante la reunión privada ante la jueza buscó coincidir en la mirada con su ex, pero él no la miró. Tampoco intercambiaron palabras.