Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Alba Nydia Díaz seguirá con lo que le gusta

Por Mariela Fullana Acosta / [email protected] 04/16/2018 |11:45 p.m.
La actriz regresa al teatro con la pieza “Frida ¡Viva la vida!”, la cual realizó por primera vez en el 2004.
La actriz señala que llevaba tiempo anhelando regresar a su gran pasión, el teatro, pero no tenía tiempo. ([email protected])  

La actriz puertorriqueña Alba Nydia Díaz recuerda claramente la primera vez que visitó la Casa Azul de Frida Kahlo, en Coyoacán, México. Fue a finales de la década del setenta, cuando apenas comenzaba a descubrirse como actriz. Aquel espacio y la historia de la artista mexicana la conquistaron inmediatamente. 

Luego, en la década del ochenta, cuando grabó la telenovela Colorina en México, visitó en varias ocasiones el patio de esa casa para estudiar y encontrar la paz que necesitaba. 

Quién le iba a decir entonces a Alba Nydia que años después de aquella experiencia subiría al escenario para darle vida a Frida Kahlo en la pieza Frida ¡Viva la vida!, la cual interpretó por primera vez en 2004, y con la que regresa ahora al teatro, luego de cinco años alejada de las tablas. Las funciones se llevarán a cabo del 20 de abril al 6 de mayo en el Teatro Victoria Espinosa, en Santurce.

Esta pieza, del dramaturgo mexicano Humberto Robles, se ha presentado en 24 países desde su primera versión en 1998, siendo Puerto Rico el primer lugar donde se hizo fuera de territorio mexicano. La obra, dirigida por Sonia Valentín y en la que se incluye música en vivo, bailes e imágenes, es un relato íntimo de Frida, en la que se va reconstruyendo su vida y obra de manera fragmentada. 

Para Alba Nydia Díaz su regreso a las tablas no podía ser de otra manera que no fuera con esta pieza y este personaje histórico con el que se identifica por su intensidad y su pasión. Originalmente, la actriz iba a trabajar el monólogo El testamento de María, pero los derechos de la pieza no le llegaron a tiempo, por lo que optó por meterse una vez más en la piel de Frida Kahlo. 

A diferencia de la primera vez que hizo la pieza, esta vez, la actriz se siente en mayor sintonía con el personaje, pues cuenta con otra madurez que la hacen más cercana a la artista mexicana. 

“Yo creo que las actrices somos como el vino, porque tus vivencias enriquecen tu trabajo. En estos diez últimos años me he enamorado, me he decepcionado, he reído, he llorado, he vivido intensamente y Frida era bien intensa en todo. Entonces, esas vivencias que están ahí, que de alguna manera están guardadas en mi psiquis, en mi corazón, en mi todo, salen con Frida. Y aunque parece que no, diez años hacen una gran diferencia en ti y esa diferencia es la que siento ahora como actriz al caracteriza a Frida. Ahora me siento más cerca de ella”, asegura. 

 
Alba Nydia Díaz revela qué quiere hacer con el resto de su carrera

Esto es lo más importante para ella como artista.


Volverá a la televisión

La actriz señala que llevaba tiempo anhelando regresar a su gran pasión, el teatro, pero no tenía tiempo. Pero luego de que saliera del aire el programa Juntos en la mañana (Wapa), el cual se transmitía diariamente y donde participaba, decidió que era el momento. 

“Dada las circunstancias de mi vida, que me tenía que levantar todos los días por diez años a las 5:00 de la mañana, se me hacía muy difícil hacer teatro”, explica. “Pero mi fuerte es el teatro, lo primero que hice fue teatro y en esta etapa de mi vida es lo que quiero hacer. No quiero estar todo el tiempo en el teatro, pero por lo menos una vez al año”, comenta, toda vez que no descarta crear una nueva propuesta televisiva, junto a Sonia Valentín 

“Todavía estamos en la espera porque los canales no están funcionando en su 100% porque todavía hay muchos pueblos de la Isla que no tienen luz. Estamos esperando a que todo se normalice (en Wapa) y no sé si vendremos con otro programa o el mismo. Pero no se descarta que podamos regresar”, indica. 

Al cuestionarle qué le falta por hacer en su carrera, Alba Nydia reflexiona y luego dice, “seguir haciendo lo que me gusta, actuar, hacer teatro, buen teatro”. Manifiesta que le preocupa que ya no se monte teatro clásico puertorriqueño, pues no solo es de gran beneficio para los estudiantes, sino para el público general. “Estamos perdiendo eso y a mí me aturde porque yo he hecho todos los clásicos puertorriqueños. Me preocupa porque hasta dónde vamos a llegar”, indica la artista, quien entiende que, si bien es importante ir al teatro a reírse, también lo es para reflexionar y pensarnos. 

“Estamos pensando siempre en que la gente tiene que ir al teatro a reírse y yo entiendo que sí, hay que reírse. Una de las motivaciones es esa, pero también tenemos que preocuparnos de que la gente salga con algún tipo de pensamiento, con otra idea, con una solución, con una alternativa, además de reírte que también te mueva la fibra”, concluye con la firmeza y la pasión que la distinguen. 

Regresa a la portada