Andrés Jiménez y su pastelada navideña - VÍDEO

12/12/2012 |
Comparte la receta que aprendió de su progenitora.

Orocovis. Hablar de pasteles con el cantante Andrés Jiménez “el Jíbaro” es remontarse a su niñez, cuando se colaba “por un roto” en la gallera del barrio Gato a vender los que hacía su madre.

Los cargaba en una lata de galletas y los vendía a 10 centavos cada uno. De esas ganancias, su mamá, Felícita Hernández –ahora de 92 años–, le compraba a él y a sus 14 hermanos la ropa para la escuela.

“Ella fue mi maestra de canto y de artes culinarias”, dice el trovador mientras prepara la mesa con lo necesario para su receta del plato típico.

La masa la elaboró con los frutos que cultiva en su finca en su natal Orocovis: plátanos, guineos, calabaza y yautía. También cortó las hojas de guineo. La carne de cerdo la guisó con sofrito casero a base “mucho recao y ají dulce”. Otras de sus opciones de relleno son los camarones, las guábaras y el bacalao.

“En los primeros años de universidad hacía pasteles ($5 la docena) para sobrevivir”, cuenta el compositor de 65 años de edad.


Cuando se criaba, la actividad de confección de pasteles cumplía con mucho más que el deleite del paladar. “Eran los momentos donde la familia hacía esto con un espíritu colectivo”, dice Jiménez.

“Es algo que verdaderamente unía a la comunidad, a la gente y eso debería seguir sucediendo, que la gente se juntara a hacer cosas que, aparentemente, no son muy grandiosas, pero tienen algo que decirnos de lo que es vivir en comunidad, vivir en armonía, vivir en el mejor sentido de la palabra”, afirma el cantor sin perder concentración en lo que hace.

Fanático de las viandas con bacalao, Andrés Jiménez consideró en algún momento establecer una fábrica de pasteles.

“Es un trabajo que coge tiempo y la gente quiere hoy las cosas fast food”.

La voz de Me voy pa’l campo reconoce la depresión social y económica que se vive en estos días, pero no deja que eso lo afecte.

“Si mides el éxito en la vida por los bienes materiales o lo que posees y hay un cambio en la economía que te obliga a tener menos, te vas a sentir frustrado. Pero si mides la vida desde otra perspectiva, considerando que eres parte de un país, de una historia, y si aprecias las cosas buenas que tenemos como pueblo, puedes sentirte feliz aunque no tengas mucho dinero”.

Sigue de fiesta

Hace 42 años que el camino lo llevó a defender los valores de la patria a través de sus canciones.

Así ha forjado una trayectoria de tantos éxitos como luchas y que otra vez tendrá la oportunidad de celebrar con sus seguidores en el concierto 40 y pico... ¡Seguimos de fiesta!

En esta ocasión compartirá sus letras más alegres, navideñas y aquellas con las que honra a sus admirados poetas.

El musical se llevará a cabo el sábado, 29 de diciembre, a las 8:30 de la noche, en el Centro de Bellas Artes de Caguas.

“No creo que de esto se pueda retirar uno, porque mientras tengas ojos para ver y razón pata entender, vas a seguir realizando tu oficio”.