Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Atiborrado show de Timberlake no logra deslumbrar

Por The Associated Press 02/05/2018 |12:31 p.m.
Timberlake apareció en el estadio tras subir unas escaleras y recorrer un pasillo hasta el escenario mientras cantaba "Rock Your Body". (AP)  
Pareció probar todas las ideas presentadas en las reuniones de producción.

Justin Timberlake terminó su espectáculo del medio tiempo del Super Bowl el domingo sin ninguna parte del cuerpo accidentalmente expuesta. 

Aun así, el cantante hizo referencia a la célebre “falla de vestuario” del Super Bowl de 2004, cuando arrancó parte del vestuario de Janet Jackson y dejó uno de sus pechos al descubierto en un incidente que causó un gran alboroto. 

Timberlake cantó "Rock Your Body", la misma canción que interpretó con Jackson. Esta vez, sin embargo, omitió la parte de la letra que proclama "apuesto que te tendré desnuda antes de que acabe esta canción". 

Es lo único que habría quedado fuera de un show en el que Timberlake pareció decidido a involucrar a todo el mundo en el estadio, excepto por los Eagles y los Patriots. Pareció probar todas las ideas presentadas en las reuniones de producción. 

Una de ellas hubiera funcionado — abrir el número en las entrañas del estadio, en un escenario que simulaba un pequeño club nocturno — si la interpretación de su nuevo sencillo "Filthy" no hubiera sido ininteligible. 

Timberlake apareció en el estadio tras subir unas escaleras y recorrer un pasillo hasta el escenario mientras cantaba "Rock Your Body". Estuvo constantemente rodeado por bailarines, músicos entusiastas y miembros de la audiencia que saltaban, tanto que el astro del espectáculo llegó a verse pequeño. 

Bailó sobre el logotipo de la NFL en el centro del campo, sacó a una banda de guerra con sus músicos vestidos de esmoquin, le dio a miembros de la audiencia enormes espejos reflectores, tocó un brillante piano blanco, tuvo dos escenarios elaborados y hasta subió a las gradas y se tomó "selfies" con un joven admirador. 

 
Justin Timberlake en el Halfime Show del Super Bowl


Sentado al piano interpretó un "dueto" con el fallecido astro de Minneapolis Prince, cuya imagen fue proyectada en una pantalla gigante al lado de Timberlake. Fue un homenaje emocionante, en particular cuando las cámaras afuera del estadio capturaron la insignia de Prince en luces, aunque la canción seleccionada, "I Would Die For U", se sintió innecesariamente macabra. 

Timberlake tuvo su mejor momento al entonar sus éxitos "Sexyback" y "Can't Stop the Feeling", que enfatizaron su atractivo como un versado cantante y bailarín. Es la razón por la cual la NFL lo trajo de regreso pese a la historia con Jackson. De hecho, un contragolpe surgió recientemente entre personas que se preguntaron por qué Jackson parece ser la única castigada de por vida por la "falla de vestuario". 

Quizás eso le hizo sentir que debía esforzarse demasiado para recuperar las gracias del público. 

No fue el único artista que participó en el Super Bowl. Leslie Odom Jr. interpretó "America the Beautiful" antes del partido y Pink cantó "The Star Spangled Banner" en lo que quizás fue la versión más esperada del himno nacional estadounidense en la historia del Super Bowl. 

Tras una temporada en la cual la controversia política llevó a que algunos jugadores de la NFL protestaran contra la brutalidad policial hincándose de rodillas durante el himno, las cámaras buscaron para ver si el Super Bowl sería usado como sitio de protesta. Los jugadores no participaron en ninguna manifestación. 

Pink se sacó de la boca una pastilla para la garganta antes de cantar. Pareció hacerlo en vivo sobre una pista de música pregrabada, pues su interpretación incluía una orquesta y no había ninguna en el campo.

Regresa a la portada