Celebran la paz en Llorens

01/14/2013 |
Cientos de manos se levantaron ayer para orar por que se mantenga la paz.

La alegría rondaba ayer por las calles del residencial Luis Llorens Torres, en Santurce. Ese sentimiento era evidente en los rostros de decenas de adultos, jóvenes y niños de esta comunidad que recientemente dio un paso a favor de la paz.

El pasado 5 de enero, varios líderes del residencial, entre ellos el joven barbero Misael Ayala, daban la noticia de que los dos bandos que controlan los cuatro puntos de drogas de Llorens Torres habían llegado a un pacto por el cese de fuego en la comunidad gracias a un esfuerzo propio.

Desde entonces, los residentes de este complejo de vivienda pública –el más grande en Puerto Rico– tienen otra razón para sentirse orgullosos del lugar en el que viven.

“Lo más que me gusta de mi comunidad es el calor de la gente. Yo amo Llorens y yo soy Llorens”, expresó emocionado Alwin Vázquez, joven cantante de música urbana sacra, quien ayer participó de un concierto que se celebró en el residencial público a eso de las 5:30 de la tarde.

Este evento musical fue organizado por la agrupación cristiana Tercer Cielo y la emisora Nueva Vida, que le regalaron a la comunidad una tarde de música por su iniciativa de paz. En el concierto, además del dúo sacro, participaría el rapero Vico C, según comunicó Antonio Morales, autor de la obra teatral Por amor en el caserío y quien por décadas ha laborado por construir un ambiente de convivencia saludable en su comunidad.


Ayer, en la tarde, Antonio todavía no podía creer lo que veía: cientos de residentes agrupados, bailando, riendo, niños corriendo por las calles, residentes en los balcones escuchando la música y cientos de manos levantadas en oración.

“Todavía ni me creo lo que está pasando aquí y estoy superconmovido. Nunca perdí la fe y siempre tuve esa esperanza de que algún día la comunidad iba a ser una y que sería una comunidad de amor, de esperanza, donde los niños puedan salir a jugar y donde se puedan criar en un ambiente sano. Siempre tuve esa esperanza”, manifestó.

Otro que se mantenía incrédulo era el joven barbero Misael Ayala, quien aseguró que la respuesta de su gente lo había dejado “bobo y boquiabierto”.

“Así como tan grande es este caserío, así de grande es mi felicidad, ¿entiendes? Me siento feliz, puedo estar dondequiera, los nenes están bien y la comunidad de Llorens Torres puede estar tranquila, gracias a Dios”, aseguró el joven de 27 años, quien es consciente de que este solo es un primer paso para la paz en su comunidad.

“Todavía queda un mundo entero, pero ahora es que esto va a empezar, ahora es que empieza el vacilón”, dijo a la vez que anunció que se seguirán realizando diversas actividades en el residencial, como una feria de empleos.

La modelo Natacha Rodríguez, quien participó del reality show Nuestra Belleza Latina y es residente de Llorens, también dijo presente en este evento en compañía de su hija de seis años de edad.

“Se me aguan los ojos porque mi gente pudo dar ese primer paso que no todos se atreven darlo. Estoy aquí dándole el apoyo a mi gente y me siento superorgullosa de decir que yo vivo en Llorens Torres”, sostuvo.

Al concierto de ayer también asistieron otras figuras que no viven en el residencial, pero que quisieron apoyar y aplaudir la iniciativa de la comunidad. Tal fue el caso del cantante Abraham y su esposa, Bethliza, la atleta Kiria Tapia, el rapero Falo, el ex senador Roberto Arango y el líder comunitario Papo Christian.