El hijo de Pablo Escobar vende la imagen de su padre

11/14/2012 |
La línea de ropa del hijo del “Patrón” se consigue en la Web y en distintos países.

Buenos Aires. Con la mirada un tanto perdida, Juan Pablo Escobar (hoy Sebastián Marroquín), insistió –durante su encuentro con el programa Entre nosotras y Primera Hora– que él y su familia han sido injustamente perseguidos por los actos violentos de su padre, Pablo Escobar.

Dijo que no endosaba los pasos que tomó “el Patrón”, por lo que muchos se han preguntado por qué entonces lanzó la línea de ropa Escobar Henao promoviendo la imagen de una figura como “el capo” que es sinónimo de violencia, secuestro y terrorismo.

Un acto paradójico

El primogénito del fenecido “Zar de la Cocaína” es consciente de que la idea de lanzar esta colección podría verse “como algo paradójico”. No obstante, dijo que su propósito –aparte de poder generar algún ingreso con estos diseños– “es llevar un mensaje positivo y de no violencia a través de estas prendas de ropa”, expresó.

“La idea es llevar un mensaje de paz y reflexión sobre la vida personal de mi padre, no para invitar a que sea un modelo a seguir sino todo lo contrario: que sea un modelo a no repetirse”, agregó Marroquín, quien también se desempeña como arquitecto y diseñador de interiores.

Según pudo observar Primera Hora, gran parte de las piezas de la colección Escobar Henao llevan grabadas frases pacifistas y fotos de las distintas etapas de Pablo Escobar.

Las libretas de saldo de Pablo Escobar, la célula de ciudadanía del fenecido narco, detalles sobre la estatura, fecha y lugar de nacimiento del fundador del cartel de Medellín, y las patentes del vehículo que el secuestrador y terrorista utilizó, forman parte de las imágenes estampadas que pueden observarse en la colección Escobar Henao.

Marroquín reveló que el gobierno argentino no le permite vender o distribuir la colección en ese país, por lo que se ha visto en la necesidad de venderlas a través de la web. No obstante, las camisetas y los jeans de esta marca pueden conseguirse en distintas tiendas instaladas en Estados Unidos, México, España y Austria.

A pesar de que Sebastián Marroquín se autoproclama inocente de los actos violentos de su padre, toda su vida ha tenido un gran cargo conciencia por las víctimas del fenecido narco.

Pide perdón

Así que, según contó, en diciembre de 2009 presentó el documental biográfico Pecados de mi padre, mediante el cual pidió perdón a las familias de las víctimas de Pablo Escobar.

“Ese día del encuentro con esas personas fue muy largo y no alcanzamos a demostrarlo todo en el documental. Estuve como 15 días escribiendo una carta de perdón y tiré muchos papeles a la basura porque merecía la pena decir cada palabra con el corazón”, concluyó con los ojos humedecidos.