Filipo Tirado dimensiona al títere

06/18/2011 |
Actualmente, aparece junto con “Kilate” y “Pirita” en Escándalo TV.

El titiritero Filipo Tirado es un eterno estudiante. Ese espíritu de constante búsqueda y desarrollo de nuevas técnicas para perfeccionar sus creaciones siempre lo ha mantenido con un paso al frente de los demás.

Él supo identificar el potencial de denuncia y de entretenimiento del títere o muñeco para trasladarlo de la escena teatral al medio de la televisión local e internacional.

Tirado lleva 44 años inmerso en el mundo fantástico de los títeres. Personajes como “Pepe Locuaz”, “Doña Chela”, “Kilate y Pirita”, “Che Cartero”, “Manolo”, “Minguito”, “El Profe”, “Don Clorofilo” y “Banano” tienen vida propia gracias a su ingenio. “Tengo el mismo entusiasmo de cuando estaba en escuela superior. A pesar de mi edad, soy como un niño que tiene ganas de seguir haciendo y buscando posibilidades”, expresó el artista, quien reside en Miami desde 1998.

Quienes tienen buena memoria pueden recordar sus muñecos en programas infantiles como Titi Chagua y Sandra en Rikalandia. Igualmente, sus creaciones aparecieron en espacios como Domingo de oro, Dame un break, Eso vale y La hora de oro. También, sin abandonar el sentido de denuncia y conciencia de este arte milenario, participó de programas de sátira política como Los Rayos Gamma y Ay, bendito qué pueblito.

Tirado recordó que sus inicios en este tipo de representación artística se dieron de la mano del maestro Leopoldo Santiago Lavandero, cuya gesta teatral marcó el rumbo de las producciones en la Isla a partir de la década de 1940.

“Santiago Lavandero era el director de una división de teatro escolar, muy exitoso. En el verano del 67, me becaron para ir a San Juan para coger un curso de dos meses para crear un teatrito. Éramos como 18 titiriteros. Pero, ya en los 70, me da una cosquillita personal de que el títere tiene más posibilidades. No sólo en el teatro en vivo, que tiene una magia por el público, sino en televisión”, recordó al señalar que su visión de mover el títere del teatro a la televisión surgió porque podía llegar con su mensaje y humor a más gente.

“Me seguí desarrollando de forma autodidacta en dibujo, diseño y escultura. En el 70, se me ocurre hacer un acercamiento al canal 6. Hice el programa Los titiriteros. Continué con la suerte de llegar a la gente y me fui a la televisión comercial. El teatro es bello, pero la televisión es un medio con mayor alcance”, agregó quien además ha tenido a su cargo la creación de muñecos inspirados en figuras conocidas como Cristina Saralegui y Raúl de Molina y Lily Estefan, del programa El gordo y la flaca.

Cualquiera pensaría que su mayor reto es darles personalidad a sus muñecos. Cada uno tiene voz, gestos y vestimenta distintos. Todos tienen su perfil e historia. Pero, su mayor desafío es perfeccionar su construcción. “Mi desafío es que estén bien hechos, por eso he usado goma, yeso, látex. No me he quedado con una misma técnica. Navego mucho por Internet para ver qué están haciendo en otros países. Me interesa que duren porque el tiempo los deteriora”, señaló quien suele encariñarse con sus creaciones sólo cuando tienen vida en algún programa, pero luego, cuando le toca guardarlos, lo hace con tranquilidad, porque el próximo paso es darle movimiento a otro.

Tirado admitió que la clave para mantenerse activo en el mundo de los títeres ha sido la diversificación porque, además, crea muñecos o mascotas de algunas corporaciones y disfraces. Por ejemplo, el “Populoso” fue una creación suya.

Actualmente, el artista aparece con los recordados “Kilate” y “Pirita” en el programa Escándalo de Telefutura.