Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

La Taína es VIH positivo

08/01/2011 |03:37 p.m.
Noris Díaz, conocida como La Taína, confesó en una carta abierta que padece VIH. (Archivo/END)  
La Taína confesó que tiene la enfermedad a tráves de un comunicado de prensa.

La ex modelo Noris Díaz, mejor conocida como Taína, confesó hoy a través de una carta que  padece de VIH. La también animadora destacó que decidió romper el silencio en torno a su condición de salud para “cerrar un capítulo”  en su vida.

En el año 2006, la joven fue ingresada en el Centro Médico de Río Piedras tras sufrir de un fuerte dolor de cabeza y malestar general. En aquella ocasión, se informó que la ex modelo había sufrido de una encefalitis (inflamación del cerebro). Luego de recuperarse y ser dada de alta, Taína decidió abandonar el desaparecido programa No te duermas,  en el que laboró por 15 años. Noris Díaz se convirtió al cristianismo ese mismo año y actualmente funge como animadora en la emisora Nueva Vida.

El año pasado, la joven fue ingresada nuevamente en el hospital por una aparente bronquitis. Durante varios años se había rumorado sobre la posibilidad de que la joven padeciera de VIH. Hoy, a través de una carta, Noris Díaz, comparte las siguientes palabras: 

"Hoy desde lo más profundo de mi corazón quiero compartirles y contestar a la vez lo que muchos se han estado preguntando. Quiero desde ya adelantarles que una vez ustedes reciban esta información voy a cerrar un capítulo en mi vida y cuando digo cerrar es porque estoy segura que luego de esto no voy a tocar este tema más.

Con la honestidad que se me caracteriza y por la responsabilidad que tengo primeramente ante mi Dios y luego ante ustedes, les confieso que sí soy VIH positivo no detectable. Hago testimonio ahora de esta información porque antes sentía mucho miedo, sobre todo, al rechazo incluso de muchos de ustedes a los que yo amo y respeto tanto. Miedo a ser rechazada por ese público, ese pueblo que me vio crecer y me ha dado tanto cariño, cariño que a lo mejor egoístamente no quería perder por ignorancia.

Honestamente, no me sentía preparada mentalmente ni emocionalmente, reconozco que estaba en negación, no aceptaba lo que estaba viviendo.

Pero hoy, puedo compartirles que para gloria y honra de mi Señor, quien me llenó de su amor y fortaleza para aceptar mi condición y, sobre todo, entender que el verdadero amor proviene de Él y Él no hace acepción de persona, y a Él es a quien  yo necesito para vivir y sostenerme, es Él que me acepta tal como soy, y el que en su misericordia me da la victoria.

Doy testimonio que gracias a Dios he podido tomar mis tratamientos, pero sobre todo celebrar el milagro de vida. El suplió a mis doctores y los utilizó para hoy yo poder decir que soy el milagro del VIH positivo no detectable.  Y como me explican mis doctores Javier Morales Ramírez y Wilfredo Cuevas, no detactable, significa que yo como mujer puedo tener una vida normal, puedo tener esa familia soñada y esos hijos anhelados, en otras palabras una vida normal.

Para terminar quiero aclarar que desde el momento que supe de mi condición, aún por encima de mis miedos y temores, fui honesta y responsable con mi familia y con las personas que compartí, notificándoles de mi verdad. Me aceptaron así y puedo decir que gracias a Dios están totalmente sanos y saludables. A ellos les agradezco el apoyo incondicional que siempre me han brindado.

Mi crecimiento espiritual y emocional me lleva a celebrar hoy por hoy que soy una mujer completamente libre, renovada y transformada por un Dios Todopoderoso. Y a ti, a quien me dirijo hoy, si no crees en los milagros, para gloria y honra de mi Dios,  yo soy un milagro caminante."