Mariah le debe las gracias a Tommy Mottola

01/08/2013 |
Tal parece que publicar libros autobiográficos en los que se destacan las experiencias con parejas pasadas será la moda del 2013.

Tal parece que publicar libros autobiográficos en los que se destacan las experiencias con parejas pasadas será la moda del 2013.

Si el de Adamari López ya ha comenzado a generar revuelo por sus revelaciones sobre su relación con su ex esposo, el cantautor Luis Fonsi, ahora le llega el turno a Tommy Mottola, el acaudalado ejecutivo y productor musical, quien en sus memorias, próximas a publicar, se atribuye el éxito de su ex esposa, la diva del pop Mariah Carey.

En el libro Hitmaker (Hacedor de éxitos), Mottola confirma lo que Carey proclamó luego de su divorcio: que él era un controlador. Sin embargo, este asegura que esa fue la clave para el éxito de Carey, quien bajo su tutela se convirtió en la estrella pop más exitosa de los años 90.

Mottola asegura que su obsesión por convertir a Mariah en una estrella funcionó a cabalidad.

“Si pareció que yo era controlador, pido disculpas. ¿Que si fui obsesivo? Sí, lo fui, pero eso fue también parte del éxito”, dice Mottola, quien para entonces era el principal ejecutivo de la discográfica Sony Music.

En el libro, Mottola rememora cómo al escuchar un demo de Mariah, en 1988, cuando esta contaba con 18 años de edad, se dijo a sí mismo: “Esta puede ser la mejor voz que escuches en toda tu vida”.

Así fue como la firmó y le produjo su primer álbum, titulado Mariah Carey, lanzado en 1990 y del cual surgieron éxitos como Vision of Love, Someday, Love Takes Time y I Don’t Wanna Cry. Este disco debut vendió 15 millones de copias, lo que la catapultó al nivel de estrella, compitiendo con figuras femeninas ya establecidas desde los años 80 como Whitney Houston o Madonna.

Mottola le produciría los siguientes álbumes, Emotions (1991), MTV Unplugged (1992) y Music Box (1993). Este último coincidió con un momento crucial. Tommy Mottola se divorciaría de su esposa, hija del fundador de la discográfica ABC Records, para casarse con Mariah en una ceremonia de ensueño.

Pero los problemas comenzaron pronto, cuando Mariah, quien siempre ha confesado que padece de pánico escénico, quiso hacer una pausa en su ascendente carrera a los 21 años de edad. Mottola se opuso tenazmente.

“Entendía que Mariah tendría muchísimo tiempo para celebrar más adelante en el camino. No hablaba de 10 años, solo unos pocos”.

Mottola asegura que él tomó todas las decisiones por Mariah en asuntos musicales y que la mantuvo confinada en su mansión en Bedford, Nueva York. Tras su divorcio en 1997, Carey confesaría que llamaba “Sing Sing” a esta propiedad y describió su matrimonio con el productor musical como “un infierno privado”.

Mottola insiste en que hizo todo por la carrera de la cantante y que esta debe estarle agradecida.

Ahora, Mariah Carey vive felizmente casada con el animador de America’s Got Talent, Nick Cannon, padre de sus gemelos, Monroe y Moroccan, de un año y medio de edad, y se dispone a debutar el 16 de enero en la cadena Fox como parte del panel de jurados del reality de canto American Idol.

Sería interesante saber qué opina la cantante y actriz mexicana Thalía, actual esposa de Tommy Mottola, de que este le dedique tanto espacio de sus memorias a su ex, sobre todo porque desde que contrajeron nupcias en el 2000, también en una boda como sacada de un cuento de hadas, ella prácticamente ha detenido su carrera artística para dedicarse a la crianza de sus hijos, Sabrina Sakae y Matthew Alejandro Mottola.