Para Víctor y José Figueroa ser papá "no tiene precio"

Por Patricia Vargas Casiano 06/17/2017 |09:00 a.m.
Víctor, ve en la chispeante Eva, a su esposa, mientras que para José sus hijos son el proyecto más importante de su vida. ([email protected])  
Los conductores del programa “Estos dos sin frenos” no quieren repetir con sus hijos los errores que cometieron sus padres con ellos.

Un hijo le cambia la vida a cualquiera, a unos de manera distinta a otros, como a los conductores del programa “Estos dos sin frenos”, José “el negro” Figueroa y Víctor Santiago. Sin embargo, el convertirse en padres y conocer el inmenso amor de sus hijos los ha llevado a dejar atrás el dolor que les ha causado la falta de un verdadero padre.

“Marcus Alessandro (4 años) llegó en un momento en que no lo esperaba, en un momento difícil en el que acababa de perder el trabajo y me preguntaba cómo iba a sustentarlo. Es cuando te das cuenta que tienes que ser un papá responsable y empiezas a moverte por sacar una familia adelante. Ahora son dos nenes y todo lo que hago es para ellos; asisto a sus juegos, a sus actividades del colegio, corremos bicicleta. Sé que van a crecer y se van a ir, por eso el tiempo con ellos no tiene precio”, sostuvo el comediante quien tiene además a Maximus Noah de 1 año.

Desde entonces a José no le ha faltado el trabajo, lo que no le queda es tiempo para descansar.


([email protected])


“Duermo 4 o 5 horas diarias, me acuesto a medianoche y a las 5:00 a.m. ya estoy de pie. Así es que me da tiempo para cumplir con todo. Ahora los nenes están en sus campamentos, pero en tiempo de clases ellos entran a la escuela a las 7:45 y entre mi esposa (Tania Pitre) y yo nos dividimos las tareas. Aprendí a que me tenía que sacrificar para hacer ‘La garata de la Mega’ (programa diario), la Lotería electrónica y las  animaciones y grabaciones que hago a través de mi compañía, Route 2012”.

En cambio, Víctor y su esposa, la animadora Yizette Cifredo, planificaron cada detalle del proceso de la llegada de Eva, de tres años, que hace con su papá lo que quiere. 

“Es un cambio drástico pues la mayoría del tiempo uno se la pasa con su familia porque es lo que estamos fomentando en Eva… Yo no tuve esa figura paternal, pero tengo una madre espectacular que crió a cinco (2 varones y tres mujeres) sola. Mis padres se divorciaron cuando yo tenía 3 o 4 años y mi hermano era más chiquito, mi papá  vive en Estados Unidos, y no he tenido mucha comunicación con él… Antes no podía hablar de la situación porque me afectaba pero hoy día entiendo muchas cosas. Siendo el hijo mayor aprendí desde temprano con mi mamá a ganarme el dinero. He sido esa figura para mis tres hermanas (de una segunda relación de su mamá) con ellas aprendí a desenredar pelos y peinarlas como un estilista y ahora lo hago con Eva. Gracias a Dios, buenas o malas, todo son enseñanzas”.


([email protected])


La historia de José tiene similitud con la de su compañero del programa de Univision.

“Mi papá conoció a los nenes en las pasadas navidades porque me lo pidió y acepté, pero mi figura paterna es mi padrastro, Rafael González, que está con nosotros desde que yo tenía dos o tres años que empezó la relación con mi mamá. A mi padre lo vi muy poco”. 

Para “el Negro” sus hijos son el proyecto más importante de su vida.

“Es la asignación más grande que Dios me dio. Ellos tendrán su propia personalidad y buscarán sus propias herramientas pero si se equivocaran quiero que tengan los recursos necesarios para reivindicarse y no volver a fallar”.


([email protected])


Cuando los mira se ve reflejado en cada uno de ellos. 

“Maximus, el más chiquito, es extrovertido, mientras que Marcus es serio, te estudia, y si bregaste bien él fluye, ayuda, se interesa. Yo soy así, puedo vacilar en los programas, pero el que me conoce sabe que soy serio. Marcus es un niño bien noble, bien dado, una cualidad que tiene de mi mamá y de mi abuela”.

Por su parte, Víctor, ve en la chispeante Eva, a su esposa.

“Es una nena feliz, atenta, juguetona, cariñosa. De mí tiene lo de payasita, le gusta hacer muecas como asustada, triste, y yo le respondo. Tiene esa vena artística, es un pedazo de sol, un corazón grande en ese cuerpito. Nos la disfrutamos mucho y estamos orgullosos de como ella se está formando. Los padres siempre tienen que estar presentes en todo porque la vida es más rápida para esta generación y la enseñanza en las escuelas no son las mismas”. 


([email protected])


Eva es bien diestra con el celular en la mano.

“Reconoce el logo de YouTube Kids y pasa de un lado al otro viendo muñequitos. Si de momento entra una llamada sabe el botón donde engancharla. Le decimos que cuando alguien llame nos deje saber y luego puede seguir jugando. El celular, como la computadora, tiene momentos específicos que le permitimos”. 

En ocasiones el cantante siente miedo por el futuro que le podría esperar a su única hija. 


([email protected])


“Pero nuestro trabajo como padres es inculcarles valores porque cuando sea grande ella tomara sus decisiones, buscará sus respuestas”.

Víctor, Yizette y Eva, pasarán el fin de semana de los padres en Guánica, mientras que José, Tania y sus niños se quedarán en la casa celebrando.

“Vienen mis 4 hermanos, mis 5 sobrinos, y vamos a hacer un barbecue, un filetillo, arroz, y tendremos una guerra de bombas de agua en colores”.

Regresa a la portada