Sandra Zaiter llega a la Comandancia de Bayamón

10/10/2012 |01:57 p.m.
El malhechor se aprovechó, y le arrancó una cadena del cuello con tal fuerza que le hizo perder el balance y caer al pavimento.

La presentadora de programas infantiles Sandra Zaiter arribó hoy, cerca de la 1:10  de la tarde,  a la Comandancia de Bayamón para intentar identificar al individuo que le robó una cadena de oro hace dos semanas.  La animadora se dispone a observar a cinco hombres, en lo que se conoce como un “line up”, donde solo uno es el sospechoso y los demás son voluntarios que  colaboran con las autoridades en este proceso.

“El problema no es que asaltaron Sandra Zaiter, el problema es que asaltaron a una persona impedida, que terminó en el pavimento. Espero que este joven se rehabilite”, declaró  Sandra Zaiter a su llegada a la Comandancia de Bayamón, donde se espera que el procedimiento se demore aproximadamente una hora.

Los hechos ocurrieron el mediodía del 29 de septiembre, frente al negocio Forest Hill Electronics, localizado en la marginal de la carretera 167, cerca de la urbanización Forest Hills, de Bayamón. Allí, Zaiter, que se encontraba dentro de su guagua van, observó a un hombre que se le aproximaba y pensó que se trataba de un ciudadano, que como muchos, se le acercaría para abrazarla, así que le abrió la puerta.

 El malhechor se aprovechó, y le arrancó una cadena del cuello con tal fuerza que le hizo perder el balance y caer al pavimento.

Los investigadores de la División de Robos del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Bayamón, recuperaron el viernes de la semana pasada la cadena en oro que tenía una gaviota, como símbolo del título de su libro autobiográfico “Gaviota en Vuelo con un ala rota”, en una casa de empeño de Bayamón.

El sospechoso, que es una persona sin hogar, fue citado la semana pasada para comparecer hoy ante las autoridades para ser sometido a la rueda de confrontación. De ser identificado por la querellante, se procedería a consultar el caso con el fiscal de turno para la radicación de los cargos correspondientes.

La cadena que le regaló su hermana, fue valorada en alrededor de $300.