Sean Penn pide a Evo Morales por compatriota preso

12/12/2012 | 01:46 p.m.
Denunció que el mandatario es víctima de una red de corrupción en la justicia boliviana.

La Paz. - El actor y activista estadounidense Sean Penn abogó ante el presidente Evo Morales por la liberación de su compatriota Jacob Ostreicher, preso en Bolivia desde hace 18 meses, y denunció que el mandatario es víctima de una red de corrupción en la justicia boliviana.

"A nombre del pueblo boliviano y del ciudadano americano Ostreicher le pido al mundo se ponga de pie en solidaridad con Bolivia y pido al presidente Morales la inmediata liberación, exoneración y regreso de Ostreicher" a Estados Unidos, dijo Penn en una rueda de prensa el miércoles horas después de que un tribunal rechazara un nuevo pedido de libertad del empresario neoyorquino.

Ostreicher está detenido preventivamente en una cárcel por sospechas de lavado de dinero del narcotráfico pese a que en 18 meses la fiscalía no ha probado la acusación ni formulado cargos penales en su contra. El estadounidense dice haber sido víctima de una red de extorsionadores con nexos en los tribunales que pretendió cobrarle 50.000 dólares por su libertad.

Otros funcionarios del gobierno vendieron ilegalmente 18 toneladas de arroz y ganado que la justicia incautó temporalmente al estadounidense. Ostreicher había llegado a Bolivia para invertir en agroindustria pero fue estafado por una socia que adquirió tierras de un narcotraficante extraditado a Brasil, según su alegato.

Penn entregó pruebas a Morales de que Ostreicher era víctima de extorsión y el mandatario ordenó una investigación que hasta el miércoles derivó en la detención de ocho funcionarios, entre ellos dos altos cargos del Ministerio de Gobierno y dos fiscales.

El actor agradeció la intervención del mandatario y dijo que esa "mafia de extorsión y corrupción" es "un cáncer que está atacando a Bolivia... creando una crisis existencial" y un peligro evidente para la estabilidad de Morales.

"El presidente Morales podría ser debilitado por esta mafia cuya meta podría ser una golpe de Estado", dijo mediante traductor en una clínica de la ciudad de Santa Cruz, 540 kilómetros al este de La Paz, donde Ostreicher recibe atención médica.

El propio fiscal general Ramiro Guerrero encabeza las investigaciones y ha llamado a declarar a su antecesor mientras siguen las detenciones de funcionarios de tercer nivel en la burocracia estatal.

Penn y Ostreicher han sido mencionados por algunos oyentes de una emisora de alta audiencia en La Paz como candidatos a personaje del año por ayudar a destapar la corrupción judicial, algo que no es novedad para los bolivianos.

Morales también ha sido acusado antes por opositores de influir en la justicia como lo hicieron sus antecesores a pesar de su promesa de sacar a Bolivia del "subcampeonato de la corrupción" mundial.

Penn funge como embajador de Buena Voluntad para Haití y es amigo del mandatario venezolano Hugo Chávez y Morales. Logró lo que no pudo la diplomacia estadounidense debido al distanciamiento entre La Paz y Washington desde 2008 cuando Morales expulsó al embajador de Estados Unidos por injerencia en asuntos internos.

En la rueda de prensa dijo que su intervención no tiene motivaciones políticas, sino humanitarias.

El ministro de Gobierno Carlos Romero dijo el miércoles que pasan de 30 las denuncias en contra de la red mafiosa que estaba liderada por el director jurídico de su despacho, el abogado Fernando Rivera, destituido y detenido en el mismo penal de Ostreicher.

El estadounidense pasó meses en la cárcel de régimen abierto de Palmosala en las afueras de Santa Cruz y realizó una huelga consumiendo sólo líquidos para que los jueces lo escucharan. Perdió 40 kilos, tiene estrés y muestra un temblor en la mano.

En cuatro días otra juez volverá a examinar su caso y se pronunciará sobre su pedido de libertad.

Penn no descartó una denuncia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos con sede en Costa Rica.

Tags

Evo MoralesSean Penn