“Taína” se hace la fuerte ante los cantazos de la vida -VÍDEO

Por Melba Brugueras / melba.brugueras@primerahora.com 04/26/2013 |
La evangelizadora se mantiene batallando por vivir para predicar el Evangelio.
Noris Díaz “Taína” pasó de la risa a las lágrimas al anunciar ayer que se integrará a EstereoTempo a partir de este próximo domingo, de 8:00 a 10:00 de la mañana. vanessa.serra@gfrmedia.com  

“Yo estoy aquí para vivir, no para morir. ¡Yo no quiero morir, yo no me quiero morir!”.

Con estas impactantes declaraciones, Noris Díaz “Taína” reiteró a este diario en diciembre del año pasado su gran deseo de seguir luchando por su salud.

Hoy, cuatro meses más tarde, la evangelizadora, paciente del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), asegura que se encuentra estable aunque no puede evitar quebrantarse cuando recuerda los golpes que ha recibido en los más recientes años de su vida y cuando se pregunta por qué los ha recibido.

La última vez que conversamos estabas bien afligida y preocupada por tu salud. ¿Cómo te sientes ahora?

Pues ahora ya… Obviamente al principio se me hizo un poquito difícil, pero qué lindo saber que Dios siempre manda a personas buenas alrededor de uno, que nos ayudan rápido a levantarnos en medio de los procesos difíciles, y eso es lo que está pasando. Yo me he levantado de un momento que fue tan difícil en mi vida, he podido levantarme y estar de pie, y seguir llevando el Evangelio.

Pero, ¿estás estable? ¿Sigues algún tratamiento?

Sí, ya. Ya estoy estable. Ya salí de lo que tenía que salir. Tenía que tener, aparte, acá, esta intimidad con el Señor y hablarle a Dios, saber lo que estaba ocurriendo, porque como que no lo entendía, pero ya estamos estables y Dios lo que me ha llevado es a seguir proclamando el Evangelio.

Cuando (el ejecutivo de medios) Juan Carlos Matos te dijo que no ibas a estar más en (la emisora) Nueva Vida, ¿qué explicación te dio? ¿Cómo te lo dijo?

Es que yo creo que ya todas esas cosas las pasé. En estos momentos me estoy enfocando en lo que Dios está haciendo conmigo. Ya lo que pasó, pasó y ya. Lo que tenía que pasar ya pasó. Tenemos que ver lo que viene de ahora en adelante.

Dijiste que existía la posibilidad de que fueras a la televisión. ¿Qué hay por ese camino?

Sí, se me han acercado y sé que hay una necesidad en el pueblo, y se ha visto en el crecimiento del programa de radio. Pero primero vamos a empezar con Estereotempo y luego lo que Dios ponga en mi camino.

Es decir que ¿de la “Taína” de No te duermas no queda nada?

No. Ahora es otra Taína.

¿Qué tienes que decir acerca del pastor que presuntamente te tomó $12,000 prestados y no te los devolvió (Harry Maldonado)?

Esa página ya yo la pasé.

Por otro lado, al conversar sobre el programa radial Íntimo con Taína –que comienza este domingo, de 8:00 a.m., a 10:00 a.m., por Estereotempo (99.9FM)–, la predicadora adelantó que abordará temas de salud, familia con música cristiana e invitados especiales y que compartirá testimonios de transformación. También tendrá colaboradores, entre estos el pastor Pedro Arroyo, de la Iglesia de Avivamiento Jesucristo Rey de Reyes, a la cual ella pertenece.

 
Taína habla sobre su llegada a EstereoTempo

La predicadora se une al equipo de Estereotempo luego de ser despedida de la emisora Nueva Vida (97.7 FM).


No obstante, destacó el segmento que tendrá con los confinados convertidos al cristianismo, avalado por el Departamento de Corrección y Rehabilitación.

Esmelená

Antes de ofrecer detalles del nuevo programa en una conferencia de prensa ayer, la ex modelo, ahogada en llanto, agradeció al locutor José Vallenilla “Funky Joe” por todo su apoyo.

“Estoy ansiosa, nerviosa, no se los puedo negar. Todos estos días han sido unos días dolorosos. De verdad no quería ni salir de mi casa, no les voy a mentir. Ustedes saben que nosotros, por la condición de VIH, no podemos pasar por situaciones bien difíciles, porque nos da la tristeza y, detrás de la tristeza, puede venir la depresión. Gracias a Dios que me trajo personas que rápido me dieron la mano, como Funky”, manifestó a lágrima viva.