Un regalo en pro de la paz - VÍDEO

01/08/2013 |00:00 a.m.
Los Tres Santos Reyes no se despidieron de la Isla sin antes provocar decenas de sonrisas entre los pacientes de cáncer que reciben servicios a través de la Fundación Cabecitas Rapadas.

Los Tres Santos Reyes no se despidieron de la Isla sin antes provocar decenas de sonrisas entre los pacientes de cáncer que reciben servicios a través de la Fundación Cabecitas Rapadas.

Los actores Braulio Castillo,  René Monclova, y el chef Enrique Piñeiro se vistieron de Baltasar, Melchor y Gaspar, respectivamente, en la tradicional entrega de regalos que realiza  la entidad sin fines de lucro y a la que este año se unió el Hospital del Niño.

La repartición se llevó a cabo en el teatro de la Escuela de Artes de Guaynabo con la participación de niños y niñas y jóvenes que aguardaban en sus sillas mientras los Reyes los llamaban a cada uno por su nombre.

El chef Piñeiro se lució como Gaspar con improvisados comentarios, provocando la risa entre la poca audiencia.

René Monclova y Braulio Castillo, en tanto, llamaron a lograr la paz.

“Venimos a traerles alegría, un mensaje de paz y muchas cosas lindas para ustedes y Puerto Rico”, dijo el actor que hizo las veces de Baltasar.

Para Castillo,  fue la oportunidad de retomar una experiencia “gratificante y hermosa” que por mucho tiempo no hacía.


“En la medida que le recordemos a nuestros hijos cuál es el verdadero propósito de esta época, ahí vamos a estar descansando en la plenitud de que van encaminados”, resaltó Castillo, quien este año producirá dos obras de carácter personal.

René Monclova se puso la elegante vestimenta sin saber que era Melchor. Lo supo después de haber entregado una buena cantidad de los regalos que fueron donados para la actividad. 

“Es una manera de estar con esta gente, que es tan valiente; vienen con una sonrisa de lado a lado; es una enseñanza, de qué se atreve uno quejarse”, afirmó Monclova al tiempo que reconocía la urgencia de atajar la violencia en el país.

“Tenemos una sociedad sumamente violenta no solamente por los asesinatos que son el resultado final de esa violencia, pero lo ves en la cotidianidad, la falta de cortesía, en nuestra manera de comunicarlo... y hay que empezar con los pequeños”, opinó Monclova.

La entrega de regalos se complementó con los espectáculos del ilusionista David Grand y del “Trotamundos” (Axel Serrant). Melwin Cedeño y Carlos Esteban Fonseca también estuvieron presentes.

La presentadora Saritza Alvarado representó a la Virgen.

La Fundación Cabecitas Rapadas ofrece ayuda económica a pacientes de cáncer de todas las edades, excepto aquellos que reciban servicio del plan de Reforma.