Urgente la etiqueta en Twitter

01/31/2013 |
Para los artistas, esta red social puede ser arma de doble filo.
Ricky Martin notificó su orientación sexual en Twitter. (Archivo)  

Las relacionistas de Ricky Martin y Luis Fonsi, dos de los artistas puertorriqueños que más usan las redes sociales de Internet, opinaron ayer que en la farándula puertorriqueña hace falta una dosis más fuerte de un ingrediente clave al usar esas herramientas: la responsabilidad.

Helga García y Marivel Ortiz entienden que en Twitter y Facebook subyace la “trampa” de la inmediatez. “Es como una locura colectiva lo que está ocurriendo. Existe una falta de control que es preocupante”, expresó García, asesora de Ricky Martin.

La relacionista se refería a situaciones como las de la ex asesora legislativa Heidi Wys y el productor Carlos “Topy” Mamery, quienes se enfrascaron en una batalla verbal por Twitter hace dos semanas.

En su caso, García le da total libertad a sus artistas para que usen sus cuentas de redes sociales según les parezca. Sin embargo, lo hace porque sabe que serán sensatos.

“Llevo más de dos años diciéndoles a mis clientes que Twitter es la trampa que enreda la situación. De la misma forma que puede ser un gancho de expresión pública muy efectivo, puede acabar con la imagen de un artista, político, deportista. La clave es pensar bien antes de escribir esos 140 caracteres”, manifestó.

“Eso pasa cuando se dejan arrastrar por la emoción del momento y salen a flote sus emociones y aspectos negativos de sus personalidades, como si estuvieran en una discusión cara a cara. Pero no recuerdan que hay miles y hasta millones de personas viendo esa conversación, algunos por morbo”, añadió.

Por su parte, Marivel Ortiz compartió que en el caso de Luis Fonsi, cuando se trata de un tema personal, este cantante suele consultar a su equipo de trabajo antes de tuitear.

“Si antes se pensaba antes de reaccionar a algo, ahora se piensa 30 veces. Es un arma de doble filo”, destacó Ortiz.

Estableció, asimismo, que parte de mantener una buena reputación implica no abusar de la cotidianidad indicándoles a los seguidores el más mínimo de talle de su día a día. “Eso no se ve bien. No es revelante que te tomes una limonada o acabes de salir del baño”, indicó.

Tags

Twitter