El reguetonero Alexis Ortiz se medicará por el bien de su corazón

11/24/2012 |
En lugar de tres ramificaciones, la aorta de Alexis tiene dos, por lo que se esfuerza más al bombear sangre. (Archivo)  
Le conmovió el rostro de angustia de su esposa Gredmarie Colón al despertar.

Pese a que no hay un diagnóstico oficial de qué fue lo que provocó que se desmayara y convulsionara el pasado martes, el reguetonero Alexis Ortiz es consciente de que podría ser recetado de por vida para el bienestar de su corazón y salud en general, pero todo dependerá de los resultados de un examen médico al que se someterá este lunes.

Tras el susto vivido, Alexis, de 33 años de edad, reconoce que “mi cuerpo me dio una advertencia diciéndome: ‘Te relajas, papito’. Yo llevaba cinco meses sin parar de trabajar, con mucho estrés y tensiones”.

Estando en su residencia, el vocalista tuvo en la madrugada del martes un desmayo que lo hizo convulsionar dos veces y que le provocó una herida que requirió nueve puntos de sutura, por lo que fue hospitalizado.

Alexis cuenta que le conmueve recordar el rostro de angustia de su esposa, la coanimadora de Tu mañana (Univisión), Gredmarie Colón, cuando él despertó del desmayo.

“Yo soy un guerrero en verdad, pero es bien triste ver a la persona que más amo sufriendo. Cuando abrí los ojos y vi su cara fue bien fuerte para mí, te lo digo y me da sentimiento”, cuenta conmovido.

El exponente de reguetón, quien se ejercita y lleva una dieta balanceada, revela a Primera Hora que “no me esperaba una prueba tan fuerte y mucho menos que me iba a abrir la cabeza. Anteriormente me habían pasado unos desmayos, pero no de abrirme la cabeza y convulsionar”.

“El cardiólogo me dice que tengo un problema en el corazón y, si es lo que cree (lo que se confirmará con el estudio que se le realizará), es medicarme de por vida. Por los menos todos los exámenes de la cabeza salieron bien. Según lo que me explicó, la aorta tiene tres tubitos (ramificaciones), pero la mía tiene dos y eso provoca que el corazón se esfuerce más porque no bombea la sangre igual que los corazones normales y por eso los desmayos y convulsiones”, narra.

Moriría si no puede cantar

En medio de su quebranto de salud, la preocupación mayor de Alexis ha sido que los médicos le prohíban cantar por algún tiempo indefinido porque “no podría vivir sin estar cantando, porque es parte de mí. Yo no quiero dejar mi tarima, me muero por estar en mi tarima, que es mi vida, y estar con mi público, que lo amo. Por eso, voy a estar bien y, si me tengo que medicar, lo haré y bajaré la intensidad del trabajo”.

El artista quiso agradecer las atenciones del personal médico del hospital HIMA de Caguas, de donde fue dado de alta el jueves. Agradeció, además, las muestras de cariño de sus seguidores y colegas del género a través de mensajes por texto y medios sociales.

Tags

Alexis Ortiz