Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Falta de electricidad no impide la producción de música festiva

Por Patricia Vargas Casiano 12/03/2017 |11:45 p.m.
La falta de electricidad tras los huracanes Irma y María inspira algunos de los temas que animan la Navidad 2017.
Joseph Fonseca  

La gente quiere reír, cantar, celebrar y olvidar que con o sin techo, con o sin agua y luz, somos un pueblo al que le gusta la parranda, el baile y la picardía. 

Por eso este año, las canciones de Navidad se empezaron a escuchar desde poco antes de la llegada del pavo. Y como al boricua le gusta sacarle punta hasta a las calamidades, las más jocosas y pegajosas aluden a la situación que viven amplios sectores del país por la falta de energía eléctrica. Es como un regreso a aquella época de El fuá, El túnel o La estufita, que le daban un giro fiestero a eventos que ocurrieron en el País años atrás.

Mi Navidad no se apaga, de Víctor Manuelle y La Tribu de Abrante; La planta nueva, de Joseph Fonseca; Con luz o con planta, de José Nogueras junto a Victoria Sanabria; La fila de la gasolina, de Algareplena; Estamos motiva’o, de Barreto El Show; y Navidad con vela, de Grupomanía son algunos de los temas inspirados en la falta de luz que suenan con fuerza en las ondas radiales y perfilan como selecciones para animar cualquier fiesta esta temporada.

“La Navidad no se apaga es reflejo de lo que somos como puertorriqueños y nuestras tradiciones. No es la primera vez que los boricuas pasamos por este tipo de situación y nos unimos en las tradiciones navideñas; se cantó después de George y de Hugo, y ahora tras el paso de Irma y María. Tenemos la facilidad de tornar las cosas difíciles en jocosas. Contamos con un coro jocoso, una canción con fusiones musicales súper interesante, y tenemos a La Tribu de Abrante y a DJ Sin Suela. Sé que todavía hay gente que está sufriendo por los embates del ciclón, pero también tenemos necesidad de salir de lo negativo”, aseguró Víctor Manuelle.


Por su parte, Joseph Fonseca recuerda que observaba su planta nueva y pedía que cuando prendiera no hiciera mucho ruido. 

“Por ahí empezó, escuchando los ruidos que hacían los generadores, unas más que otras en cuanto duraban las filas para la gasolina, el diésel y el gas, porque tengo como tres plantas con la de mi papá y mi hermano”, expuso Fonseca. 

“Además de las diferentes historias que escuchaba en la fila y la tristeza que me daba cuando se me acababa la gasolina a las 2:00 a.m. Estoy contento con la canción, porque ha traído alegría a la gente. El tema salió el viernes antes de Thanksgiving y tuve más de 30 mil entradas por YouTube. Doy gracias a Dios de haber podido poner un granito de arena a nuestra recuperación del día a día”, agregó.


Se apuntan los salseros

Igualmente contagioso es Navidad a mi estilo, el primer disco navideño que graba el Tito Nieves en su carrera y del que se desprende una canción que ha desatado carcajadas: El culito del pan. 

“Puede sonar controversial, pero para mí es una tradición puertorriqueña. Recuerdo cuando era muchacho y junto a mi hermano, Pedro, nos peleábamos porque queríamos esa parte del pan que cuando se rellena no se cae la carne. Desde pequeño fue mi parte favorita”, comparte el salsero.


Aunque no incluye temas a partir los huracanes por haberse grabado antes, Navidad a mi estilo es igualmente un disco que nos remonta largos años atrás, cuando los salseros sacaban discos navideños que garantizaban más de una hora de diversión en cualquier fiesta por su variedad rítmica.

Del mismo modo, El Gran Combo lanzó El ron de la tierra, inspirado en la tradición del pitorro. Se trata de un número en la mejor tradición de No hay cama pa’ tanta gente o La fiesta de Pilito. La canción es de la autoría de Willie Sotelo, pianista de la agrupación.

Mientras que Charlie Aponte incluyó en su nuevo disco Pa’ mi gente, el corte Aires navideños, escrito por Roberto Silva con arreglos de Luis García, en una onda más cristiana.

“No hay casualidades, este número estaba pautado paras salir el 20 de octubre y lo tuvimos que sacar en noviembre por María. Vino del nacimiento de unos reyes a un pajar, como dice la letra y agrega ‘busco cantores que le canten con el alma a los boricuas que están en la banda allá, porque la patria borinqueña es una sola y está presente donde algún boricua está’. Ahora hay que pensar en María, no la del huracán, sino la madre de Jesús, que nos va a traer paz. He tenido muchas bendiciones en mi vida y esta es una de ellas, pues la gente se ha identificado con el tema”, manifestó Charlie.




Regresa a la portada