Jóvenes de Revive la música brillan en concierto

Por Mariela Fullana Acosta / mfullana@primerahora.com 01/26/2014 | 03:47 p.m.
El concierto inició a las 7:00 p.m. en el teatro del Conservatorio de Música de Puerto Rico, en Miramar. (Dennis M. Rivera Pichardo/ GFR Media)  
Los juveniles músicos compartieron tarima con los grupos Cultura Profética y La Secta.

No se necesitaban palabras. Sus rostros iluminados y sus sonrisas amplias lo decían todo. Luego de meses, días y horas de ensayos, finalmente veían el resultado de su trabajo con una audiencia que los ovacionaba.

El pasado sábado, 71 niños y jóvenes puertorriqueños recogieron los frutos de su esfuerzo, al desplegar su talento en el quinto concierto del proyecto Revive la música, en el que compartieron tarima con los grupos Cultura Profética y La Secta.

Fue una noche mágica en la que la música reinó y en la que no quedó duda de que el futuro musical de Puerto Rico está asegurado con el compromiso, entrega y talento de estos niños y jóvenes, quienes se han beneficiado del proyecto Revive la música, una iniciativa de la Fundación Banco Popular y la Fundación Luis A. Ferré que promueve la educación musical de la juventud puertorriqueña mediante una campaña de donación de instrumentos.

 El concierto inició a las 7:00 p.m. en el teatro del Conservatorio de Música de Puerto Rico, en Miramar, con un público atento que se disfrutó los seis temas que interpretó la orquesta, dirigida por el maestro Elías Santos Celpa.

Los primeros en salir al escenario fueron los protagonistas de la velada, los 71 incipientes músicos, quienes acomodados en sus posiciones le dieron la bienvenida a los primeros invitados de la noche, la banda de rock La Secta.

 Los integrantes del grupo, Gustavo Laureano, Mark Kilpatrick y John Lengel, se acoplaron a la perfección con la orquesta, interpretando los temas El mundo está, La locura automática y Dame lo que quieras.

 Esta última canción fue de las que más se disfrutó la audiencia, que no dudó en aplaudir y moverse, con el excelente arreglo que estuvo a cargo del maestro Santos Celpa.

 "La noche de hoy ha sido bien especial. Cada vez que participamos en esto nos damos cuenta del nivel de los muchachos y del progreso. Ya no es una bandita es una banda tremenda y estamos viendo el futuro de la música pasando al frente de nosotros, es algo bien bonito", expresó el vocalista Gustavo Laureano, quien participó en el primer concierto de Revive la música que se celebró hace cinco años.

Ya se había calentado el escenario, cuando subieron los integrantes del grupo de reggae Cultura Profética, Willy Rodríguez, Omar Silva, Eliut González, Boris Bilbraut y Juan Carlos Sulsona, quienes optaron por integrarse a la orquesta de tal manera que apenas se sabía dónde estaban ubicados.

Esto permitió que la atención no se centrara en la banda, sino que los ojos fueran a los protagonistas principales de la noche: los niños y jóvenes. El primer tema que tocaron fue Ilegal, seguido por Amante luz y concluyeron con La complicidad.

 En cada tema - al igual que pasó con La Secta- diversos jóvenes de la orquesta tuvieron la oportunidad de hacer solos, como pasó con Kristalis Sotomayor Matos, de 15 años de edad, quien se destacó en la flauta.

  "Me siento bien emocionado y me encanta estar aquí y tocar con ustedes, es como volver a la banda de la escuela", expresó Willy Rodríguez, quien desde su esquina en la tarima no paraba de sonreír.

 "Muchas veces en el camino se pierde mucho de lo que hoy estamos viviendo aquí y que se tiene cuando se toca en una banda grande", agregó el vocalista y bajista del grupo de reggae, quien aplaudió el esfuerzo y la dedicación de los estudiantes.

 "Son como un espejo y nos recuerdan lo importante de hacer música", terminó diciendo Rodríguez.

 Beatriz Polhamus, directora de la Fundación Banco Popular, agradeció a los estudiantes, a las agrupaciones invitadas, al director Santos Celpa y a Jorge Flymm, director del Centro Empresarial para Músicos del Conservatorio, así como a los auspiciadores, por formar parte de este quinto concierto.

 "La Fundación Banco Popular y la Fundación Luis A. Ferré soñamos este proyecto hace siete años con la idea de proveerle a los directores, a los maestros y a todos estos estudiantes, los recursos, las herramientas, que en este caso son los instrumentos, para ellos hacer esto que vimos hoy aquí con estos talentosísimos jóvenes que tenemos en nuestro país. Me siento bien emocionada y sobre todo bien agradecida de todas las personas que han colaborado con nosotros en esto", indicó Polhamus.

 El director Santos Celpa, por su parte, precisó que la mayor satisfacción de formar parte de este proyecto es ver el desarrollo y mejoría de los estudiantes, así como saber que muchos de los que empezaron en el programa han seguido su formación musical a nivel universitario.

"Tengo alrededor de 12 estudiantes en diversos programas estudiando música y todos salieron de la experiencia de Revive la música, lo que significa que esto les ha servido para ellos definir su carrera como músicos", concluyó el director.