Presidenta de la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones califica canción de Calle 13 como “obscena y lasciva”

11/23/2010 | 04:39 p.m.
Sandra Torres, presidenta de la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones (JRT) (Archivo)  

 La presidenta de la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones (JRT), Sandra Torres, opinó hoy que la la lírica de la nueva canción del cantante René Pérez, de Calle 13, “es completamente obscena y lasciva”.

Además, instó a todo aquel que no se sienta cómodo o no esté de acuerdo en que se transmita la canción a escribir a la agencia que dirige para remitir las quejas a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, en inglés), que es el ente con jurisdicción sobre estos asuntos.

“Cuando escuchas las frases que están contenidas dentro del disco de este joven lamentablemente nos lleva a concluir que es un material completamente obsceno. El material obsceno está prohibido presentarlo o transmitirlo, en cualquier hora”, insistió la presidenta de la JRT.

La funcionaria pública afirmpo que el asunto tiene que llegar a la FCC, por lo que exhortó al público a enviar sus cartas a la JRT y “yo gustosamente las voy a remitir a la FCC con una carta de mi puño y letra expresándoles  la indignación del pueblo puertorriqueño sobre este tipo de material”.

Según Torres, “el estándar que utiliza la FCC es que una persona promedio, según los estándares comunitarios actuales, debe considerar que el material en todo o en parte es lascivo. Que el material describe o representa de manera evidente un comportamiento sexual definido y que el material como un todo carece de valor literario, artístico, político o científico”.

Para la presidenta de la JRT, “el pueblo de Puerto Rico se siente indignado con la lírica de la nueva canción de René, independientemente que la canción vaya dirigida a una figura política de un partido en particular”.

“Yo creo que nuestra gente es más inteligente que eso, los valores nuestros deben ir por encima de cualquier consideración político partidista y por eso más allá de colores todos nos debemos sentir indignados”, añadió.

A su vez, planteó que “debemos sacar aparte cualquier pensamiento político partidista y entrar precisamente a las expresiones obscenas que hace este joven y no tolerarlo. Ni bajarlo de Internet, ni escucharlo en la radio y pedirle a la Comisión que prohíba a la radio de Puerto Rico transmitir este tipo de canciones obscenas”.