Primo de Miguel Cotto llega con perreo intenso

Por Patricia Vargas Casiano 02/04/2018 |11:45 p.m.
Luis Gerardo Cotto, quien se hace llamar Cotto, se lanza como reguetonero.
El primo de Miguel Cotto sabe que su lírica es de fuerte contenido, “pero es la descripción perfecta para un palo musical, realmente es el idioma de la calle”, afirma. ([email protected])  

Llevar el apellido Cotto no es cualquier cosa, y más cuando eres primo hermano del retirado campeón boricua  de boxeo,  Miguel Cotto, y pretendes alcanzar la fama. 

Es por eso que Luis Gerardo Cotto, quien se hace llamar Cotto, antes de lanzarse al reguetón estuvo 8 años dedicado a escribir temas a otros cantantes urbanos hasta asegurarse que estaba listo para dar el Knockout a sus rivales.

El intérprete de 29 años lanzó su primer vídeo en solitario, “Infieles”, el pasado viernes, luego de grabar con J King “Dobla rodilla” y “Métele”, que se escuchan en la radio. 

Cotto, quien es soltero, jura que la infidelidad de la que habla en la historia no es suya. 

“He visto que eso pasa mucho, y mucha gente se va a poder identificar. Quise redactar un tema de una historia que no me pasó a mí, lo escuche, y ha gustado mucho. Es una historia bien hecha que trata de dos personas que se aman pero no pueden estar juntos porque cada cual tiene su relación, eso pasó hace mucho”, comentó el artista. 

El vídeo, una producción de Cotto Music, su sello discográfico, fue acompañado de un concurso, a través de las redes sociales, en el que se regalaba una fiesta a la clase graduanda que más likes diera a la producción. El premio fue para la clase Millenium 2018, de la escuela  vocacional Antonio Fernos Insern de San Lorenzo. 

Cotto describe como “explosivo” su estilo musical.  “Es lo que le está gustando a la gente. El reguetón que estoy haciendo no se veía desde hace muchos años, es el de la vieja escuela en los comienzos de Joel & Randy, el perreo ha vuelto, parece que hacía falta”, afirmó el reguetonero a quien llaman “el Rey del Perreo”.


Sabe que su lírica es de fuerte contenido, en el que se usan palabras soeces. “Pero es la descripción perfecta para un palo musical, realmente es el idioma de la calle”.

De adolescente Cotto quiso ser boxeador. “Lo practico todavía, estuve boxeando  de los 14 a los 17 años porque si eres Cotto tienes que saber boxear. Me encanta el boxeo pero me enamoré de la música por eso me fui por ese camino”. 

Nacido en Chicago y criado en Puerto Rico parece que los Cotto tienen otro denominador común: su carácter introvertido. 

“Él es más serio que yo, con todo lo que conlleva tener carácter fuerte, pero lo de él no es lidiar con el público, es hacer su trabajo, y lo mío es agradar al público”. 

Reveló que hace tiempo no ve a su primo.

“No he comparto con él como antes porque él tiene sus cosas y yo tengo las mías. No hemos tenido tiempo de hablar pero sé que cuando nos encontremos me va a dar muchísimos consejos porque ya él vivió la fama”. 

Regresa a la portada