Raphy Pina da su versión y tilda de mal agradecido a Zion

Por Primerahora.com 07/31/2013 | 06:15 p.m.
"La traición nunca ha sido una de mis estrategias, pero he sido víctima más de una vez de alguno que otro perro que muerde la mano que le da de comer", dice Pina.
El propietario de la compañía Pina Records explicó lo ocurrido y justificó en cierta manera el haberle propinado un golpe en la cara el exponente urbano. (Archivo)  

Tras Primera Hora abordarlo sobre el incidente en Orlando, Florida con el reguetonero Zion, a quien supuestamente le propinó un puño en la cara, el empresario y productor Raphy Pina no quiso hablar del asunto, sin embargo,  se limitó a responder por escrito a través de una carta abierta que publicó en su cuenta de Twitter @pinarecords1.

El propietario de la compañía Pina Records explicó lo ocurrido y justificó en cierta manera el haberle propinado un golpe en la cara el exponente urbano, a quien describió como un "mal agradecido" y dijo que éste estaba en actitud desafiante al momento de los hechos. Igualmente, pidió disculpas a la fanaticada por sus actos.

"La traición nunca ha sido una de mis estrategias, pero he sido víctima más de una vez de alguno que otro perro que muerde la mano que le da de comer", dice Pina.

A continuación el escrito de Raphy Pina subido en su cuenta de Twitter:

Por si algún día la verdad es tomada en cuenta

Soy para quienes me conocen el hijo de un hombre trabajador que me enseñó que solo trabajando duro lograría y tendría para mi familia y para mí en la vida lo que nadie me iba a regalar. Hoy, 13 años después de su partida, todavía vivo orgulloso de sus consejos y de la forma en la que me vio crecer, pues mi proceder es similar al suyo mientras gozaba de vida. Soy un hombre justo, pues he aprendido que en la justicia viven todas mis bendiciones; soy un gran amigo pues tengo claro que la amistad verdadera está llena de beneficios, pero sobretodo soy un hombre de negocios serio, pues es la única forma en la que puedes sobresalir en la industria y mantener tu nombre limpio. 

El pasado fin de semana mientras me encontraba trabajando en tarima y durante la presentación de “Arcángel”, como parte del repertorio musical para el evento Dragmania Music Fest, producido por este servidor en Orlando, Florida donde participaban todos los artistas para los cuales trabajo: Don Omar, Plan B., Zion y Lennox, Arcángel, Natti Natasha, entre otros.

Félix Ortiz (Zion) subió a la tarima con un grupo de caballeros ajenos a la producción con una actitud desafiante y despectiva hacia mi persona, la cual fue seguida de improperios a los que no estoy acostumbrado a recibir, y mucho menos de una persona que trabaja en mi empresa, con la cual tengo demandas de cientos de miles de dólares y que el señor Ortiz es quien le adeuda a la Empresa y sobre la propiedad en la que reside, la cual le cedí a él durante su momento de necesidad.

Entiendo que las acciones del señor Ortiz fueron unas premeditadas y con la intención de afectar a mi persona, ya que su provocación fue al extremo.

Primero: ningún artista, luego de concluir su presentación, regresa al escenario dos horas más tarde y se me acerca no con la intención de saludarme. Tan es así su propósito malicioso que se ha convertido en un circo, ya que llegó a solicitar seguridad y una orden de asecho contra mi persona, orden que a mi entender no procede, ya que ni a él ni a nadie jamás he asechado ni he sido amenaza para él, ya que nuestras conversaciones se limitan al trabajo a realizarse para el beneficio de la carrera artística del dúo Zion y Lennox.

Me encontraba de espalda cuando el señor Ortiz me propinó los insultos, por lo que me volteé a ver qué pasaba. Entiendo que la reacción que tomé acto seguido fue en defensa propia, pues la actitud no era la de darme un abrazo; entiendo que no es la forma correcta de un hombre serio de negocios para solucionar situaciones en la industria para la que trabajo ni en ningún otro momento, pero sí quizás es la reacción de un amigo herido y sentido por la poca deferencia mostrada de parte de un malagradecido que solo ha recibido beneficios de mi empresa y la de cualquier hombre que se haya sentido intimidado por la inusual actitud de Zion y su séquito. 

Como hombre que soy, me disculpo con la fanaticada que se merece un respeto y más en una actividad familiar donde el propósito con la cual las produzco es que la familia disfrute. La traición nunca ha sido una de mis estrategias, pero he sido víctima más de una vez de alguno que otro perro que muerde la mano que le da de comer. Yo lejos de querer dar explicaciones a quienes no las necesitan para nada bueno, solo quiero con estas líneas llenas de mi mayor sinceridad dejarle saber a los medios de comunicación que su compromiso de documentarse para documentarnos no cese y muera en manos de periodistas irresponsables que con sus publicaciones lastiman, hieren, separan, ocultan y mienten siendo personas como yo, mi familia y mi empresa en este caso los que en algún momento podamos ser afectados por su irresponsable proceder.

Hoy me identifico con quienes en algún momento han tenido por cualquiera que sea la razón su libertad restringida y que lamentablemente hoy en día no la disfrutan por personajes como los que en este teatro barato hoy quieren hacer noticia, cuando en realidad la libertad no tiene precio y no cabe en papel de periódico.

He adoptado el carácter de un ganador rodeándome de ganadores, pues es la única forma en la que les digo a mis artistas que podemos disfrutar de los galardones de nuestro arduo trabajo.

Por eso como todo un ganador le doy gracias a los que me apoyan, a los que me ayudan a seguir entrenándome para las nuevas batallas que me faltan, y sobre todo a las situaciones y contrincantes que me quedan por derrotar, pues sin ellos esta que es mi vida no la viviría con el orgullo de poder ver a mi padre nuevamente en algún lugar para dejarle saber que todo lo que me enseñó lo aprendí y lo puse en práctica.

Por el momento, el futuro de las negociaciones entre Zion y Lennox y mi sello Pina Records están en manos de abogados capacitados para resolver nuestra situación profesionalmente.

Como de costumbre sigo trabajando duro para demostrarme a mí mismo que nada de lo que gente malintencionada diga pueda afectar el gran momento de éxito que vivo hoy en día. Estas serán mis únicas expresiones al respecto y ahora todo queda en manos de los profesionales para que este asunto se resuelva de la manera más beneficiosa para todos, pero con el objetivo de que la fanaticada pueda seguir disfrutando de buena música y del respeto que se merecen.


Tags

Pina RecordsRaphy PinaZion