Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

“Una tarde me morí”

Por Josefina Barceló Jiménez / [email protected] 03/06/2018 |11:45 p.m.
Tras terminar con Chantelle, Doreen se fue a trabajar a Estados Unidos. Un día, hace 13 años, comenzó a sentirse débil y cansada. (Suministrada)  
La cantante Doreen Zayas comparte su testimonio de sanidad a través del tema “Quiero libertad”.

Doreen Zayas integró la última versión de Chantelle, el recordado grupo femenino de merengue que compitió de igual a igual con orquestas masculinas allá por los 90. Con la agrupación grabó el último disco antes de su disolución, Qué bien.

Ahora, tras más de 20 años fuera del ambiente artístico, la hoy cantautora cristiana regresa para presentar su primer sencillo, Quiero libertad, el cual está disponible en todas las plataformas digitales. 

“Es una salsa en la que relato cómo fui sanada de leucemia de manera milagrosa. Este tema habla de mi testimonio de sanidad”, dice.

Tras terminar con Chantelle, Doreen se fue a trabajar a Estados Unidos. Un día, hace 13 años, comenzó a sentirse débil y cansada. 

“Decidí regresar a mi querida isla para estar cerca de mi familia y a hacerse chequeos con mis médicos de confianza”, relató.

Le diagnosticaron leucemia. Tenía cáncer en la sangre y estuvo 11 meses postrada en una cama. 

“El médico me dijo que había que hacerme un trasplante de médula ósea, porque de lo contrario iba a morir. Sin embargo, me advirtió que, aún con el trasplante, había una probabilidad muy alta de que quedara vegetal”, manifestó.

Estaba desesperada. Doreen había estado mucho tiempo sin trabajar, por lo que no tenía el dinero para esa operación. Aferrada a su fe, la cantante oraba tres veces al día, y cantaba los “únicos tres coritos” de adoración que se sabía.

“Una tarde me morí. Sentí que me salí del cuerpo. En eso, vi a mi abuelo y a mi hermano, ya fallecidos, buscándome. Miré hacia abajo y vi mi cuerpo en la cama tendido. Me di cuenta que estaba muerta. Pero pensé que aún me quedaba mucho por hacer y dije: ‘Dios mío, si me permites regresar te prometo que voy a dedicar mi vida a llevar tu palabra’. En eso, sentí que entré a mi cuerpo nuevamente, abrí los ojos y pude respirar”, subrayó.

Según Doreen, pudo haber estado muerta un minuto, dos minutos o una eternidad, realmente no lo sabe. Tras un periodo de recuperación y de varias pruebas que le hizo el médico, todos los resultados arrojaron que  estaba sanada. 

“No me tuve que hacer el trasplante. Anualmente, responsablemente, me hago los chequeos médicos. En mi sangre no hay rastro de que hace 13 años tuve leucemia. Estoy sanada”, recalcó.

Luego de esa experiencia comenzó a visitar la iglesia, a cantar en el coro y a estudiar la Palabra.

“Mi nuevo sencillo Quiero libertad, nace en mi cuarto, en el que estuve encerrada tres días en ayuno y oración. Comencé a escuchar unas trompetas  y oía un coro... Le pregunté a Dios: ‘¿Me estás dictando una canción? ¿Y en salsa?’. Nunca he cantado salsa en mi vida. Pero en obediencia, la escribí y la grabé”, señaló la intérprete.

La canción fue grabada en el Flame Music Studio del conocido merenguero Oscar Serrano. Los arreglos estuvieron a cargo del exdirector musical de Grupo Manía, Jaime “Jimmito” Ramírez. Mientras, el pastor Reynaldo “Chino” Santiago, exvocalista de esa agrupación, fue el productor del tema y coach vocal de Doreen.  

La vocalista no se circunscribe a un solo género musical. Afirma que compone las canciones según Dios se las dicta, y en el género que surjan.  Además de su primer sencillo en salsa, Quiero libertad, también tiene un merengue  Vivo enamorada, y una cumbia Jesús te ama.  Además, grabó la balada Yo soy un milagro.

Actualmente, Doreen trabaja como ejecutiva de ventas en la radio y también es productora y moderadora del programa de televisión Mujer a otro nivel, el cual se transmite todos los martes y jueves, a las 4:00 p.m., por CTNI y el canal 106 de Liberty.

Quiero libertad ya está disponible en todas las plataformas digitales.  

Regresa a la portada