Un pelao con salsa

Por Rosalina Marrero Rodríguez / rosalina.marrero@elnuevodia.com 08/10/2013 |
El jovencito, quien admira a Gilberto Santa Rosa, muestra mucha soltura en el escenario. (jose.madera@gfrmedia.com)  
Natanael tiene una chispa innata para interpretar el género artículo aparte.

Panamá. Canta, baila y quien lo ve en tarima pudiera pensar que es nieto de Roberto Roena.

Natanael es uno de los seis adolescentes en la competencia de talento Pelaos con salsa, producida por el canal panameño Telemetro, con la animación del cantante puertorriqueño Gilberto Santa Rosa.

Su timbre, su gracia, su agilidad para el baile y su sencilla personalidad son atributos que desde el inicio de la competencia lo separan del resto del grupo. Pero eso no significa que no tenga razones para preocuparse, ya que Natalie también tiene su encanto para la salsa.

Natanael consiguió su entrada a Pelaos con salsa al superar tres audiciones, aunque su incursión a la música lo remonta a sus cinco años, cuando cantaba en la iglesia. “Desde ahí empecé a creerme que era un artista”, afirmó con voz suave y pausada.

“En realidad fui a la audición solo, con mi profesora, y cuando mis papás se enteraron que estaba allí, ellos me apoyaron”, recordó el jovencito, quien entonces conquistó con su interpretación de Juliana y La quiero a morir, del desaparecido grupo DLG.

“Perdí el nervio cuando entré a Proyecto estrella en el 2012 y hasta hoy tengo un poco de nervio, pero es lo normal que todo artista debe tener al entrar a un escenario; yo le doy gracias a Dios por hacerme cantar, no con mi voz, sino con la suya”, sostuvo.

Natanael es consciente de su aceptación entre la audiencia y, aunque le entusiasma ganar, su selección como uno de los seis finalistas le satisface su orgullo.

“Si gano o no, yo me siento un ganador, porque de tantos jóvenes que fueron a audicionar y yo quedé entre los seis finalistas, me siento un ganador”, expresó el participante en entrevista con Primera Hora en Ciudad de Panamá.

Para este fanático de Gilbertito, triunfar en la competencia sería, además de su trampolín a una carrera formal en la música, su oportunidad de ayudar a su familia.

“Quiero ayudar a mi familia en su estado económico y a los más pobres... Le doy las gracias a Dios porque tengo un hogar, donde puedo dormir, puedo descansar, porque hay personas que no lo tienen”, concluyó.

Pelaos con salsa se transmite los domingos, a las 8:00 de la noche, por Telemundo.