Vico C agarra fuerzas

Por Frances Tirado 12/02/2013 |
En concierto Se reencontrará con su público con una presentación el próximo viernes 13 de 2013 en Bahía Urbana, en el Viejo San Juan. (tonito.zayas@gfrmedia.com)  
Celebrará sus 25 años de carrera en 2014 con un libro, un disco y un documental.

Con la honestidad que lo caracteriza, el rapero Vico C abrió su corazón una vez más a Primera Hora para desahogar que la Navidad le provoca nostalgia y que en algún momento ha deseado partir de este mundo, claro está, sin considerar el suicidio.

Vico C, quien tiene 42 años de edad, también se prepara para presentarse en concierto –luego de tres años de ausencia en la Isla– con su show El último viernes 13 del 13, que será el próximo viernes 13 de este mes en Bahía Urbana, cerca del muelle 9 en el Viejo San Juan.

“El Filósofo del Rap”, que ha tenido sus altas y bajas a nivel profesional y personal, se siente más maduro porque ha “pasado por cositas que, si las hubiese vivido a los 25 o 24 años, hubiese matado a alguien. Ahora veo el cuadro más completo; no me dejo llevar por el micro, sino que sigo al macro”.

“Yo he pasado cosas de amor, de sufrimiento, de lucha, de rebeldía y de ganas a veces de no vivir, sabes. Y a la misma vez cogiendo esa información y creciendo, y siempre mirando pa’ arriba pa’ seguir pa’ alante”, sostiene el pionero del reguetón en Puerto Rico.

 
Vico C con babilla para triunfar

Entrevista con el rapero Vico C.


A preguntas de este diario sobre si ha considerado el suicidio, respondió firme que “jamás me voy a suicidar, pero sí me ha pasado por la mente: ‘Contra, mano, si me pasara un accidentito sin yo darme cuenta y me fuera de aquí’, porque eso te viene a la mente porque somos humanos, vivimos, chocamos y lo sentimos, y gritamos por ello”.

Agrega que “una de mis formas de gritar es con las letras y eso siempre va a pasar así, y a través de ellas me desahogo”.


Han sido los momentos de mucha desesperación en su vida los que han abonado a sus pensamientos negativos, Entre estos, los problemas personales y los legales que tuvo por su manejo con el licenciado Edwin Prado, yugo profesional que asegura que ya no existe entre ellos.

Por las pruebas que ha vivido, ha “tenido que echar pa’ lante”. “Me han hecho más crecer que llorar. Yo he llorado tanto en esta vida que ya las lágrimas se me están acabando y es porque he madurado”, reitera.

A Luis Armando Lozada, su nombre real, la experiencia ganada a través de sus cuatro décadas de vida lo “hacen sentir más pleno”.

“Me sentía antes más vacío que ahora; es un misterio. Uno se despierta diciendo: ‘Hoy estoy más maduro que ayer. Soy un hombre que ha crecido’”.

La heroína no brega

Vico C no descarta presentar, en un futuro, un concierto masivo en el Coliseo de Puerto Rico, en Hato Rey, pero es consciente de que tiene que trabajar para ello, algo que apenas está empezando a hacer tras recuperarse poco a poco de todo lo perdido bajo el manejo del abogado Edwin Prado.

“Con este tipo perdimos la casa y eso fue fuerte para Sonia (Torres, su esposa). La mujer edifica la casa y para la mujer es su juguete, es su todo. Ella ha crecido mucho (en el negocio de la música). Aunque me saca por el techo, ese crecimiento me ha ayudado como hombre, porque no fueron fáciles estos pasados años”, cuenta.

“Esa fue la época (en la) que yo confirmé y reconfirmé que la heroína murió en mi vida porque (con tanta presión) ni por la mente me pasó. (Imagínate) si me llega a pasar una milésima de eso en los 90, en el 99, que tuve una recaída cuando me dijeron que mami tenía cáncer; eso influyó a mi tristeza, yo no estaba orando y estaba trabajando demasiado. Y yo cogí la excusa, creé la vaina (de la heroína). Pero hoy día no hay nada”, precisa.

En cuanto a su matrimonio, dice que “Gloria a Dios que te estoy diciendo lo que te estoy diciendo, porque esa mujer ha crecido mucho. Todavía, como pareja, estamos bregando llámense sucesos, comportamientos. Yo tengo cosas que resolver con mi esposa”, apostilla.


El creador de temas como Babilla y Desahogo indica que “cuando yo creo en lo que creo y lo creo de verdad, cuando camino por lo que soy, ahí es que soy más fuerte, las tentaciones se hacen más pequeñas y la lucha se hace más ligera”.

Melancolía navideña

Para Vico C, cada Navidad es diferente y, según su estado anímico, así las celebra. Reconoce que las ha pasado contento y otras melancólico, como precisamente se siente este año.

“Depende de lo que esté pasando en mi vida. Esta Navidad me siento bastante nostálgico. Yo siempre me voy a sentir nostálgico en las Navidades porque son muchas las cosas que uno recuerda”, dice la voz de Aquel que había muerto.


El recuerdo de su madre, que falleció al perder la batalla con el cáncer, y su bisabuela Marcela, a quien le decía mamá y que murió por viejita a los 110 años, se apoderan de su corazón de manera intensa en esta época festiva.

Cierra gira aquí

Después de tres años sin cantar en la Isla,Vico C regresa con el cierre de una gira de presentaciones que ha realizado por el extranjero con el concierto Viernes 13 del 13, que celebrará el viernes 13 de este mes en Bahía Urbana, en el Viejo San Juan.

El espectáculo, que será a las 8:00 de la noche, al aire libre y producido por Yolanda Díaz, contará con una banda en directo que acompañará al vocalista.

“Quiero que la gente vaya a un viernes 13, pero no es honrar al personaje (“Jason” de su canción Viernes 13), sino un concierto de una hora y media”, dice el exponente sin salir de su asombro por la acogida que tienen muchos de sus temas, como Viernes 13 y Bomba para afincar, con los que ha conquistado incluso nuevas generaciones.



Tags

Vico C