Nota de archivo: publicada hace más de 90 días
Wisin mantuvo la energía elevada desde el principio. ([email protected])  
El público enloqueció con su espectáculo.

Pura energía fue lo que se sintió la noche del sábado en el concierto del reguetonero Wisin en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot. 

El perreo, el sudor, los gritos y la música se apoderaron del centro de espectáculos que se movía completo, como flotando sobre un bravo oleaje, al ritmo del sonsonete de un fuerte bajo.

Fue tan intenso el show que el tiempo voló a pesar de que se cantaron 48 canciones y hubo más de 10 invitados. 

 
Perreo, sudor y gritos en el concierto de Wisin

Pura energía fue lo que se sintió la noche del sábado en el concierto del reguetonero en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot.


"Es un placer estar aquí. Vamos a bailar reguetón del bueno", sentenció el cantante luego de interpretar "El Gistro Amarillo" y "En la disco bailoteo", temas con los que abrió el show llamado Los Vaqueros: La Trilogía. 

El público, más de 13,000 personas, enloqueció de inmediato y, por supuesto, empezó a perrear con cada tema. 

El artista mantuvo la energía elevada desde el principio con la música y el acostumbrado grito de: "¿Dónde están las mujeres solteras?". Obviamente, hasta las casadas gritaron a todo pulmón una y otra vez al llamado de Wisin. 

El primer invitado de la noche fue Franco El Gorila, seguido por Yomo. Cada uno de los artistas cantó con Wisin. Algunos de ellos cantaron solos. En estos momentos Wisin aprovechaba para cambiarse de ropa.  

"Gracias por la oportunidad", dijo una y otra vez Wisin.   

wisin enciende el choliseo con su reguetón
1/7
cor

La tarima del concierto estuvo decorada con nueve pantallas, luces, láseres y los efectos de pirotecnia, llamas y humo fueron la norma. ([email protected])

Yomo tampoco se perdió la cita. ([email protected])

Plan B acompañó a Wisin en tarima. ([email protected])

El primer invitado de la noche fue Franco El Gorila. ([email protected])

Una pequeña tiraera surgió entre Wisin y Tito El Bambino, pero fue más amistoso que guerrero. ([email protected])

Baby Rasto y Gringo también estuvieron presentes. ([email protected])

Este es el primer concierto que Wisin ofrece como solista en el Coliseo de Puerto Rico. ([email protected])

Temas como "Saoco", "Ahora es", "Déjale caer to el peso" y "Si lo hacemos bien" fueron coreados de principio a fin. 

"Se siente bien estar en tu casa. Jamás pensé que en mi carrera como solista me fueran a pasar tantas cosas y es gracias a ustedes", dijo Wisin que en 2013 dejó de cantar con Yandel. 

Cada vez que comenzaba una canción, el público gritaba descontrolado y el sonido retumbaba entre las paredes del Choliseo. 

Plan B, Tito El Bambino y Baby Rasta y Gringo, siguieron a la presentación. Una pequeña tiraera surgió entre Wisin y El Bambino, pero fue más amistoso que guerrero. 

Así siguieron los temas " Mi nena", "Callaíto", "Mírala bien/ Pam Pam" y "Viva la vida".  

Uno de los mejores momentos de la noche fue la aparición del veterano cantante Vico C. Antes de subir a tarima, se presentó un vídeo de Wisin describiendo a Vico C y hablando de los mucho que lo admira. 

Vico C cantó un medley de sus grandes éxitos. 

"Vico fue el que comenzó todo esto. Recuerdo cuando estaba en la escuela y pasaban los carros con las canciones de Vico. Yo sabía que tenía que honrarlo", dijo W al terminar de cantar VicoC. 

Pedro Capó fue el siguiente invitado. A él le tocó el momento romántico de la velada. 

Pero, fue Natalia Jiménez con "Creo en mí" la que provocó gritos ensordecedores.  

A las dos horas y medias del concierto ocurrió la tradicional falsa salida. 

Sin embargo, la cosa se encendió de nuevo con el regreso a tarima de Wisin con nada menos que Daddy Yankee. La química de Yankee con el público es otra cosa por lo que los gritos casi igualaban el intenso sonido de la música. 

"Mayor que yo", "Noche de entierro" y "Mami no me dejes solo" fueron las últimas  canciones y unas de las más energéticamente interpretadas y bailadas en la noche. 

El cantante colombiano Carlos Vives apareció para la última canción y la "Nota de amor" cerró el concierto. 

La tarima estuvo decorada con nueve pantallas, luces, láseres y los efectos de pirotecnia, llamas y humo fueron la norma. 

Al principio del concierto hubo unos problemas técnicos con un video que iniciaría la velada. Se intentó mostrar tres veces y no se logró. Finalmente, se escuchó el sonido y las imágenes se vieron  cortadas. Dos de las pantallas no volvieron a prender luego de las primeras canciones.  

A las 12:30 terminó el  show. 

Regresa a la portada