Néstor Galán: un búho galán y salsero

Por Melba Brugueras / melba.brugueras@primerahora.com 01/11/2014 |
Lo más que disfruta "El Búho Loco" es mantenerse en contacto con el público a través del micrófono. (andre.kang@gfrmedia.com)  
El director de programación de la emisora radial Z-93 aprendió a amar y respetar la música desde que era un niño.

Al locutor le gusta complacer las peticiones de los salseros en su espacio radial de 10:00 de la mañana a 3:00 de la tarde

“El Búho Loco”, ese que por 31 años se ha dejado sentir en la radio salsera de Puerto Rico, no se llama Néstor Galán. Su verdadero nombre es Néstor Julio Rodríguez Buonomo, que en italiano significa “buen hombre”. Entonces, ¿de dónde salió el Galán?

Rodeado de la valiosa colección musical salsera de la cual es custodio desde el fallecimiento de quien fuera el director de programación de Z-93, Pedro Arroyo, el Búho contó que la palabra galán pasó a ser parte de su “nombre radial”, luego de que por años quienes fueran sus compañeros en La Tuna de Cayey, se refirieran a él así por su estilo impecable de vestir.

Y es que el hijo de un padre con una tienda de ropa en Cayey, no podía ser de otra manera. Por cierto, el progenitor del Búho, don Julio Rodríguez Colón tiene 92 años y está tan fuerte como una roca viviendo en ese pueblo con su esposa y madre del locutor, Eufemia Buonomo Ortiz.

Néstor Galán nació en Nueva York, pero a los seis años se fue a vivir con su familia a Cayey, así que para él, este municipio es su casa y su cuna, también. Precisamente, fue en ese pueblo donde el actual director de programación de Z-93, tejió su amor por la salsa. Y su padre tuvo mucho que ver.

“Yo me crié con la salsa. Desde que estaba en la escuela elemental me crié escuchando a Rafael Cortijo, a Ismael Rivera… Mi papá siempre estaba bien pendiente de tener música salsera en nuestra casa. Además, en la tienda siempre tenía la música puesta. En aquel momento SalSoul estaba bien pegá. Era la época de los eight tracks”, narró el mayor de tres hermanos por parte de padre y madre. Como era de esperarse, sus hermanos también son salseros, no así su única hija, Julixa Rodríguez Ramírez.

“Ella prefiere escuchar a Luis Fonsi y a Cultura Profética. No me salió muy salsera que digamos. Pero es una nena bien buena. Estudia producción de cine en la Universidad del Sagrado Corazón y ha salido en varias obras y cortometrajes”, compartió con orgullo el locutor en una extensa entrevista con Primera Hora.

Contrario a lo que pudiese pensarse, fuera de la cabina y del escenario el Búho es una persona tímida. “Y sencillo también”, agregó.

“Se me va la timidez cuando me toca trabajar en una tarima, pero fuera de eso, soy de pueblo, soy familiar. Siempre estoy pendiente de mis padres y de mi hija. Y me encanta hacer la ruta del chinchorro para saber lo que la gente quiere escuchar en Z-93. Toda la vida lo he hecho”, reveló el profesional de la radio, quien a lo largo de su carrera ha tenido tanto éxitos como tropiezos. No obstante, la oración y su fe lo han sustentado en los momentos difíciles.

“No pertenezco a una denominación particular. He asistido a la iglesia católica y a la evangélica. A veces visito la iglesia Discípulos de Cristo. Soy persona de mucha fe, de padres evangélicos y fui bautizado en la Primera Iglesia Bautista de Cayey, pero no pertenezco a una denominación específica”, compartió.

 
Autorretrato: Nestor Galán “El Búho Loco”

El locutor explica el origen de su particular apodo y rememora sus inicios en la radio.


Enamorado de su profesión

De su carrera como locutor y ahora director de programación de Z-93, el Búho elige guardar los buenos momentos, las amistades que ha cosechado en la salsa y las enseñanzas de Pedro Arroyo, quien durante 29 años dirigió la Z y también fue el artífice del Día Nacional de la Zalsa. Arroyo falleció por complicaciones cardíacas en abril de 2012.

“Pedro Arroyo significó para mí respeto y profesionalismo. Como defensor de esta música (la salsa) fue mi maestro y el que me dio la oportunidad de estar al aire como DJ. Tuvimos nuestras diferencias también, pero me quería y me respetaba. En 1999 me nombró su asistente en la programación de Z-93”, contó con cierto grado de nostalgia mientras se arreglaba su chaqueta oscura.

Para el Búho, ocupar la posición que tuvo su mentor es un honor y un privilegio pero también una gran presión. Recordó que en dos ocasiones, Pedro Arroyo le dijo que sería su sucesor.

Aunque atesora tener la responsabilidad de programar Z-93, Néstor Galán prefiere estar detrás del micrófono para mantenerse en contacto con el público. Hay que recordar que el locutor no llegó a dirigir la Z de un día para otro.

“Ya son 31 años en la radio. En 1981 comencé en el departamento de promociones y en el 1983 como DJ. El pseudónimo de El Búho Loco surge porque yo comencé en turnos de noche y como el búho sale de noche y duerme de día, pues de ahí es que viene”, relató el locutor, cuya primera experiencia en la cabina fue en Radio Musical en Caguas.

“Desde que me senté en la consola, supe que eso era lo quería hacer y me enamoré de la profesión”, reiteró quien actualmente va al aire de lunes a viernes de 10:00 de la mañana a 3:00 de la tarde en Z-93.

Néstor Galán estudió música y formó parte de la banda escolar de Cayey, donde tocaba la trompeta. También fue integrante de la Tuna de Cayey, estudió arte dramático y hasta llegó a cantar. Mencionó que el tener conocimientos sobre música le ha permitido distinguir qué material discográfico es digno de sonar en la radio. Comoquiera que sea, el público de Z-93, que es mayormente hombres de 25 a 54 años, prefieren la salsa gorda. Por eso dicho estilo predomina en la programación de la mencionada cadena salsera.

Como en todo trabajo, reconoció el Búho, en la radio también surgen celos y envidia.

“Uno tiene que bregar con eso en muchas ocasiones. Al principio no estaba preparado, luego entendí que había que seguir pa’ lante y que Dios bendice al que hace las cosas correctamente”, concluyó.

Tags

salsaZ-93autorretratoNestor GalánRadio