“El tapaboca” llena de risas el Centro de Bellas Artes de Guaynabo

10/20/2012 |10:56 p.m.
Raymond Arrieta consiguió que sus personajes no fueran clichosos ni repetitivos. (juan.martinez@gfrmedia.com)  
Raymond Arrieta causó carcajadas en la primera función que ocurre en el área metropolitana.

Como una alternativa a la sátira se presenta “El tapaboca”. En esta propuesta, protagonizada por Raymond Arrieta con Jay Fonseca como invitado especial, está ausente la carga pesada de crítica social que suelen contener los espectáculos cómicos basados en política que se hacen en Puerto Rico.

Aunque la presencia de Fonseca se pudo haber confundido como un augurio de seriedad, la verdad es que este analista supo conjugar su –hasta ahora escondida– habilidad para hacer reír con su gracia para poner en arroz y habichuelas denuncias acerca de prácticas corruptas en el Gobierno.

Pero hasta ahí, porque cualquier mención acerca de la situación política del país debía ser solo un pretexto para la aparición consecutiva de los distintos personajes de Arrieta. En los momentos en que se iba en brote con un tono sermónico y alguno que otro espectador empezaba a aplaudir en aprobación, el licenciado parecía darse cuenta de su desvío y retomaba el ánimo jocoso.

En su primera función en el área metropolitana, el show empezó con Jay Fonseca el sábado a las 8:55 de la noche después de un vídeo basado en un famoso comercial de carros. No pasaron dos minutos sin que la primera de un montón de palabras soeces apareciera en boca del abogado, un elemento que, junto con dos o tres chistes basados en homofobia y racismo, se podrían interpretar como fallos del espectáculo.


De todos modos, se trató de una pizca en comparación con la dosis de buenas carcajadas que produjeron el talento para la parodia del animador de “Dia a día” (Telemundo) y la fogosidad del colaborador de “El circo” de La Mega (106.9 FM), así como la participación especial del comediante Carlitos Ramírez. Otros alicientes para el entretenimiento fueron la banda en vivo y la buena administración de vídeos con secuencias de otros personajes de Arrieta, como “El Primo”.

“El tapaboca” constó también de la típica oferta de stand-up comedy del conductor, con la “sorpresa” de que la periodista Zugey Lamela y la animadora Gricel Mamery fueron invitadas por “Plinia” a subir de sus asientos a la tarima para participar del “reality” “Mira quién no baila”.

Así, el espectáculo transcurrió con buen ritmo a juzgar por la ausencia de silencios entre risa y risa colectiva en un Centro de Bellas Artes de Guaynabo lleno durante las dos horas del show. El proyecto tendrá más funciones el próximo 2 de noviembre en el Centro de Bellas Artes de San Juan, el 16 de ese mes en el Teatro Yagüez, en Mayagüez, y el 24 en La Perla, en Ponce.