Lady Mágica indignada con “traición” de Carlos McConnie

10/19/2012 |01:48 p.m.
Lady Mágica tuvo que buscar un sustituto para el papel de Carlos McConnie, que finalmente recayó en Carlos de León. (Suministrada)  
La intérprete infantil estalló en llanto luego que, según ella, el animador no le cumpliera como el “Príncipe Azul” en la obra “Blancanieves”.

De príncipe azul, ni un pelo. O al menos esa es la experiencia que dice haber tenido Lady Mágica con Carlos McConnie, quien colgó los guantes tres días antes del estreno de la obra “Blancanieves”, en la que encarnaría al “Príncipe Augusto”.

“Yo estoy indignada con las situaciones tan horribles que he vivido con él. Esa persona ha traicionado a los niños de Puerto Rico”, afirmó con voz entrecortada la protagonista, libretista, productora, compositora musical y codirectora de la pieza teatral que estrenó la semana pasada con cuatro funciones en Guaynabo y Aguada, y con la que tiene confirmada una gira por distintos pueblos de la Isla.

Lady Guzmán, nombre real de la también cantante, aseguró que el conductor del desaparecido programa “Flashazo VIP” (Univisión) le hizo unas exigencias “irracionales” que ella, como cabeza de la producción, se negó a satisfacer.

“Yo no boté a nadie. Simplemente, no accedí a las peticiones y se fue tres días antes”, aclaró. “Él quería protagonismo, quería que el personaje fuera a su conveniencia y eso no puede ser así”, abundó la anfitriona del espacio infantil “Lady Mágica”, que va al aire los fines de semana a las 11:00 de la mañana por Wapa.

Que se le pagara antes de actuar y que en las funciones no se grabara su rostro fueron otros de los requisitos que quería imponer McConnie, según la dueña de Mágica Corporation.

“¿Cómo que pagarle antes? Eso en teatro no es así. Con todo y eso, aunque no estuvo, le pagamos las cuatro funciones. Por favor, yo sé de teatro”, aseguró la actriz de “La nena se casa”, “Se colgó mi candidato” y “Un mime en la leche”.

La productora dijo además que al fornido animador le incomodó que los enanos que participaron en el musical recibieran atenciones especiales de maestros de dicción y él no. “La arrogancia es increíble y triste”, acotó Mágica.

No quería ser “Augusto”

Pero la gota que colmó la copa fue el nombre del personaje. De acuerdo con la actriz, al modelo le molestó que el príncipe llevara el nombre de “Augusto”. Aunque la artista no precisó el porqué de esta molestia, es de conocimiento público que Augusto es el segundo nombre del también animador Jaime Mayol, quien labora en Wapa.

“Me pareció un capricho. Yo no puedo permitir la arrogancia, no puedo trabajar con personas que no son genuinas y que no están por los niños, sino por llenar sus egos y complacerse a sí mismos. Es sumamente lamentable”, narró Mágica.

La esposa del productor César Sainz relató que lloró desconsoladamente porque pensó que tres días no serían suficientes para contratar a un sustituto. “Pero hicimos magia y apareció Carlos de León, un actor con experiencia que ha hecho un trabajo excelente como el nuevo príncipe”, dijo.

Enfatizó que Saritza Alvarado, intérprete de la “Reina Malvada”, fue “todo un amor”, al igual que “los otros 14 miembros del elenco. Solo él hizo la triste diferencia”.

“Esta es una oportunidad para que aprenda que la arrogancia no es buena y que a los niños no se les hace esto”, auguró Mágica, cuya congoja fue evidente al no añadir “chiqui” a los sustantivos y adjetivos, como suele hacer.