Christopher tiene un ángel especial

Por Melba Brugueras / melba.brugueras@primerahora.com 11/02/2013 |
Aunque fue víctima de bullying no guarda rencor contra quienes lo agredieron.
A Christopher le gusta compartir tanto con niños y jóvenes como con personas de edad avanzada (lino.prieto@gfrmedia.com)  

Christopher, ese chico tierno pero avispado que vemos todos los domingos en la competencia Idol Kids (Wapa); ese que siempre tiene una contestación acertada para cada pregunta; el que se echa al bolsillo al público con sus ocurrencias y que da rienda suelta a su creatividad en sus tiempos libres, es un milagro de vida.

Según contaron sus padres, Luis Amado Rivera Vera y Sandra Soto Piñeiro, el niño llegó a sus vidas cuando ya habían perdido toda esperanza de tener un hijo. El matrimonio llevaba ya 17 años de casados cuando, sorpresivamente, Sandra quedó embarazada.

Cuando don Luis habla sobre el tema, no puede evitar llorar y es que, cuando mira a su retoño cantar cada domingo en el escenario del Centro de Bellas Artes en Caguas, recuerda que Christopher “es un regalo de Dios”.

La pareja se considera afortunada de tener a un chico como Christopher Amado (su nomber de pila), quien en septiembre cumplió 12 años de edad. Ambos narraron que la perspicacia y madurez de su hijo es algo “que ha tenido desde pequeñito”, recalcó don Luis en entrevista con Primera Hora.

La orgullosa madre de Christopher narró que las personas que reconocen al participante de Idol Kids en la calle, se le acercan para decirle que su hijo “es un adulto en cuerpo de niño”.

“Una de las cosas buenas que tienen Christopher es que él se adapta al tipo de persona con quien esté compartiendo en determinado momento, así sea un adulto o un niño. Y aunque es hijo único, le exigimos. Tiene que seguir las reglas, no es lo que a él le de la gana”, comentó la mamá del niño, quien actualmente se desempeña como maestra de química.

La familia Rivera Soto es de Quebradillas y actualmente viaja de martes a domingo a San Juan, casi siempre por asuntos relacionados a la competencia de Idol Kids.

“Él dice que en Idol Kids no hay competencia, que todos son ganadores, que él vino a aprender de los jueces, que si él llegase a ganar, consideraría que todos son ganadores también porque él aprendió de ellos”, puntualizó lloroso el papá del niño, un empleado retirado del Departamento de Recursos Naturales.

Fue víctima de “bullying”

Aunque el chico goza de gran popularidad entre el público y entre sus compañeritos en el Castillo Bilingual School, lo cierto es que Christopher, en el pasado, fue víctima de bullying en la escuela.

“Cuando tenía cinco años le dieron un puño en la nariz en la escuela. Él es tan humilde que no nos dijo nada. Cuando llegamos a casa pensé que se había virado chocolate encima y era sangre seca. Cuando se fue a bañar se quejó de dolor y me di cuenta cuando lo fui a chequear”, narró la mamá del pequeño.

También contó que luego del incidente de la nariz, “un día que lo fui a buscar al colegio me dijo: ‘Mami me duelen los huevitos’. Cuando lo fui a verificar tenía los testículos inflamados. Un niño le había dado una patada ahí. Lo llevamos al hospital y hasta a la policía llamaron porque los casos de maltrato son tantos, que querían estar seguros”, relató.

Para Christopher –primer participante que fue ovacionado en la edición de este año de Idol Kids– esos incidentes forman parte del pasado. Irónicamente, el niño que lo golpeó en sus genitales, hoy día es uno de sus mejores amigos.

“Los niños que comenten bullying contra otros, que Dios les ilumine y toque su corazón porque lo necesitan”, manifestó el novel cantante en entrevista con Primera Hora.

El jovencito, según sus padres, es muy devoto.

“Christopher tiene un ángel especial. Cuando era pequeñito, tendría como un año y tres meses, cuando veía los programas religiosos como que los reconocía. Es muy respetuoso de las cosas de Dios. Bueno, imagínate, ¡hasta creó una página que se llama ‘Dile no a Halloween’ porque él dice que eso va en contra de Dios”, reveló la progenitora del pequeño.

“Y no sólo eso”, interrumpió Christopher, “no hace mucho, me ofrecieron cantar en una actividad de Halloween y me ofrecieron $200 dólares para presentarme allí. Me hacían falta los chavos pero eso iba en contra de mis principios así que no lo hice”, relató el jovencito.

Los padres de Christopher contaron que la devoción de su hijo es tal, que el niño rechazó cantar en Idol Kids una canción de Black Guayaba en la que se establecía que un hombre era capaz de darle su alma al diablo para conquistar el amor de una mujer.

Mañana, domingo, Christopher, quien desde el principio de la competencia ha sido uno de los favoritos, se medirá con Gabriela y con Jersen en Idol Kids.

“De verdad que le doy muchas gracias a Dios por haber llegado tan lejos porque no me lo esperaba. A toda la gente que me ha apoyado, Dios los bendiga”, acentuó el cantante, quien es consciente de que debe bajar de peso por su salud.

“Tengo que hacer ejercicios. No sé por qué no acabo de hacerlo. He fallado un montón, hasta en la dieta. Pero así, gordito como estoy, le doy 40 vueltas a una piscina de 60 pies”, aseguró entre risas Christopher, quien como una iniciativa suya montó una emisora de radio en su casa, y también debutó como director de un cortometraje como parte de las actividades relacionadas a Idol Kids , en el que trabajó con sus compañeritos del programa y contó con artistas de Wapa.

Tags

Idol Kids