Truena Millie Gil por destrucción de archivos de Cultura Viva

01/22/2013 |07:42 p.m.
Magali Carrasquillo y Johanna Rosaly, quienes fueron parte del equipo de Cultura Viva, y Millie Gil. (Archivo)  
Las declaraciones de Gil surgieron poco después que el cineasta Javier Viqueira denunció que las grabaciones de Cultura Viva, que estuvo en el aire casi diez años, fueron eliminadas.

Yarmila Rivera, más conocida por su nombre apodo de Millie Gil, abogó por el nombramiento de una persona comprometida con "un verdadero proyecto de televisión pública" en la dirección de las emisoras del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

Al mismo tiempo, lamentó la destrucción de los archivos del programa Cultura Viva, espacio cuya producción encabezó desde su creación en 2001 hasta 2005, periodo en el que también fue presentadora junto a la actriz Johanna Rosaly.

Las declaraciones de Gil surgieron poco después que el cineasta Javier Viqueira denunció que las grabaciones de Cultura Viva, que estuvo en el aire casi diez años, fueron eliminadas por la pasada administración de la Corporación de Puerto Rico para la Difusión Pública.

Viqueira y otras personas que formaron parte de la producción de este programa cultural, hicieron la denuncia en una en entrevista radiofónica (Radio Isla 1320) centrada en la discusión de la situación actual de las emisoras del pueblo de Puerto Rico.

 "Me gustaría pensar que, a tenor con lo que han dicho los muchachos, se pueda nombrar a una persona con el compromiso de crear un verdadero proyecto de televisión pública, con contenido de excelencia, con un enfoque global, en el que participen todos los actores (del quehacer cultural) cineastas, documentalistas y personas que están en las comunidades registrando nuestra experiencia diaria de país", sostuvo Gil.

Sobre la destrucción del archivo de Cultura Viva -que según dijo Viqueira se eliminó poco a poco al regrabar otros programas porque el canal no tenía dinero para comprar nuevas cintas- Gil manifestó que "para mi fue una sorpresa trágica porque le dedicamos a ese archivo mucho tiempo y entendimos que era parte de la historia lo que estabamos haciendo".

Gil explicó a este medio que la primera sospecha de la eliminación del archivo de Cultura Viva la obtuvo hace unos años, al tratar en vano de localizar un material grabado en el programa, pero la confirmación de lo ocurrido le llegó poco antes de la toma de posesión del gobernador Alejandro García Padilla, en medio de los trámites para una grabación que realizaría para un canal en los Estados Unidos.

"Hace unos años fui a localizar algunos de los materiales (de Cultura Viva) y me dijeron que los habían borrado. Ahora, a finales de diciembre, volví y me confirmaron que habían sido borrados por instrucciones del entonces presidente Víctor Montilla porque no había dinero para comprar cintas", sostuvo.

Montilla fue presidente de la CPRDP bajo la administración gubernamental de Aníbal Acevedo Vilá.

"Esto es una tragedia y me da mucha pena en este momento que es tan importante preservar todo ese acervo cultural tan valioso que estuvo por años bajo el mimo de don Ángel F. Rivera", puntualizó.

Recordó que Rivera fue actor, productor, educador y celoso custodio de miles de grabaciones y otros materiales históricos en WIPR.

"Se convirtió en nuestro más importante colaborador en Cultura Viva", indicó Gil sobre don Angel.

Rivera, uno de los propulsores del Departamento de Drama de la Universidad de Puerto Rico y también de la Escuela de Comunicación Pública en el primer centro docente del país, falleció el pasado 4 de enero, a los 91 años.

"Don Angel murió con el dolor de que eso que cuidó toda su vida se perdiera", comentó Gil, al referirse a cómo desde su salida de WIPR se descuidó la protección de los documentos culturales de tiempos pasados, así como los más recientes, que incluyeron cientos de programas diarios de Cultura Viva.

Mencionó que el equipo original de Cultura Viva estaba motivado revisando material histórico y creando entrevistas ante la cercanía del cincuentenario de la televisión en Puerto Rico.

"Nos parecía que era una responsabilidad patriótica preservar esos documentos", recalcó Gil al lamentar la destrucción de las grabaciones.

Sobre el futuro de la CPRDP, Gil destacó que el nuevo gobierno no debe competir con la televisión privada y evitar que el canal "sea depósito de programación mediocre, cuando hay tanto importante que está pasando".

Viqueira, mientras, opinó que "agendas políticas" propiciaron la destrucción de los archivos de Cultura Viva y de otras valiosas producciones en el Canal 6. Además, coincidio con la cineasta Maite Rivera en su reclamo de "recuperar esos programas creativos y que aportaban a la cultura general".

La cineasta Rivera sugirió en el programa radiofónico que se difunda, como parte de la programación regular de los canales 6 y 3, las producciones de cine puertorriqueño de ficción y documentales, como parte de un circuito permanente, después que los filmes salen de las salas de cine.

En el espacio radiofónico se denunció que el archivo histórico Ángel F. Rivera ha quedado desatendido, tras la muerte de su creador, don Angel. Afirmó que existen deficiencias de equipo y materiales de grabación en la CPRDP.

También se planteó en el programa que la CPRDP carece alegadamente de una flota de vehículos para mover su limitado equipo periodístico a documentar eventos noticiosos, entre otras deficiencias.

Para proteger su trabajo, los productores mantienen un sistema de disco duro con sus programas.

Tags

Cultura VivaMillie Gil