Unión de fajones en "Pasión de mil amores"

11/10/2012 |
La actriz venezolana Flor Núñez opina que la clave para el éxito de los productos de televisión nacionales es su calidad, un rasgo que los hace dignos de ser exportados. (teresa.canino@gfrmedia.com)  
La película para la televisión, que se grabará en el área metropolitana, se emitirá por Telemundo y DirecTV

Actores de Puerto Rico y Venezuela apuestan a la calidad visual e interpretativa de la película Pasión de mil amores para garantizar su difusión internacional.

El director Junior Álvarez y la actriz venezolana Flor Núñez coincidieron en que este esfuerzo colaborativo puede marcar el momento en que en la Isla se realicen proyectos exportables, como ocurrió hace años.

“Esa fórmula funcionó y funcionará porque la base es siempre la misma: la calidad. Hemos apostado a que el trabajo de Puerto Rico debe verse y venderse afuera. Hay competitividad entre países, pero también producciones acertadas con un buen libreto, con un buen grupo de producción y actores, y con historias buenas”, expresó la veterana actriz, quien declinó participar en la telenovela Pasión prohibida, en Miami, para volver al país en el que vivió experiencias personales y artísticas que atesora en su memoria.

Por su participación en la telenovela boricua Dueña y señora, la artista aseguró que el público “quiere y reclama” a los actores nacionales en la pantalla.

El director dijo, por su parte, que la integración de actores boricuas y venezolanos tiene el fin de exportar esta cinta que fusiona el drama, lo detectivesco y la comedia. “Estamos entusiasmados con hacer un producto con calidad internacional y exportable, pero sin renunciar a nuestra identidad puertorriqueña. Nuestra identidad no se muestra sacando la bandera ni diciendo que estamos en Puerto Rico, sino que se hace con un trabajo profesional de vídeo bien tirado, un buen sonido y actuaciones parejas”, expresó Álvarez sobre la cinta que se comenzará a grabar la semana próxima en el área metropolitana y se emitirá por Telemundo y DirecTV.

Pasión de mil amores centra su trama en dos familias unidas por el poder y la conveniencia. La historia, original de Maritere Ysern Solá, se adentra en la corrupción, el tráfico de órganos y el romance entre dos jóvenes. Estos últimos serán interpretados por la boricua Laura Alemán y el actor venezolano Manuel “Coco” Sosa. La producción se nutre además de las actuaciones de Pedro Juan Figueroa, Braulio Castillo, Alexandra Malagón, Zoribel Fonalledas, Daniela Droz, Nydia Caro, entre otros.

“En la unión está la fuerza, y nosotros somos predominantes en cualquier espacio que nos pongan. Los latinos tienen una fuerza increíble. Esto es un buen arranque de Puerto Rico y Venezuela y el día de mañana serán con México, Colombia, Ecuador, Perú. Esa mezcla tiene que existir”, dijo Sosa, quien solo conoce el trabajo de Braulio Castillo, pero confía en el trabajo del productor ejecutivo Rafael Abudo y la productora general, Aida Bayona.

Laura Alemán anticipó que, más allá de la historia de amor, los televidentes se interesarán por la intriga. “Soy la organizadora de bodas de ‘Manuel’ (Sosa), a quien conocí en una fiesta, pero perdimos el contacto. Lo interesante es la mafia entre estas dos familias”, indicó quien actualmente graba la telenovela Rosario y trabaja en el desarrollo de su primer largometraje.