Placeholder

Por Mario Alegre Femenías

Sin subtítulos

Crítica: Escape from Planet Earth

02/19/2013
ESCAPE FROM PLANET EARTH.- Dirigida por Cal Brunker. Con las voces de Brendan Fraser, Sarah Jessica Parker, Jessica Alba y Rob Corddry. Clasificada PG. Duración: 89 minutos.
Esta cinta para niños no es lo suficientemente mala como para ofender.

Hay un chiste recurrente a lo largo de Escape from Planet Earth en el que un personaje constantemente pisa una escoba, se golpea la cabeza y se cae. Ese es todo su propósito, porque esta cinta animada es ese tipo de estreno, dirigido única y exclusivamente al público infantil. No es una película familiar sino una a la que toda la familia asiste pero con toda probabilidad tan sólo la disfrutarán los niños.

No hay nada de malo con esto. No todos los filmes animados deben apelar a grandes y chicos por igual, aunque los estudios más astutos están conscientes de que los adultos también quisieran pasarla bien en el cine, y para ello construyen una trama que pueda satisfacer a una amplia gama demográfica, sin embargo, en Escape from Planet Earth no hay ni rastro de algo similar.

En una lejana galaxia, una pareja de hermanos extraterrestres conforman un diestro dúo intergaláctico que es venerado como héroes. “Scorch” es los músculos mientras que “Gary”  es el cerebro, pero éste recela a su hermano por llevarse toda la atención. Cuando “Scorch” es secuestrado en la Tierra, “Gary” debe armarse de valor para rescatar a su hermano y otros alienígenas rehenes en nuestro planeta.

A pesar de tener una fluida animación, el diseño de estos personajes carecen de tanta inspiración como el guión de Cal Brunker, quien también hace su debut aquí como director. El nivel de comedia -establecido tempranamente por la broma con la escoba- no aspira más que a hacer reír con humor físico: golpes, caídas y peleas con comida. Inteligente no es, ni siquiera cuando por alguna inexplicable razón inserta obvias e innecesarias referencias a filmes como The Artist.  

Sin embargo, Escape from Planet Earth no es lo suficientemente mala como para ofender. Es simplemente genérica, derivada de múltiples fuentes y estrenada justo en un periodo cuando no hay ningún otro estreno fami..., perdón, infantil, en el horizonte. Así que padres, ármense de paciencia, compre su popcorn y disfrute del ratito junto a sus niños. Si le sirve de consuelo, sólo dura 89 minutos.