Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Secretos para un hamburger jugosito

Por Primerahora.com 06/16/2017 |00:26 a.m.
Por más que lo intenten, son pocos los que tienen la gracia de prepararlos para que queden jugositos.
¿A quién no se le hace la boca agua con tan solo pensar en un hamburger hecho a la parilla? (Archivo)  

Sol, playa, arena… ¡hamburgers!

 ¿A quién no se le hace la boca agua con tan solo pensar en un hamburger hecho a la parilla? Y hay que ser realistas, por más que lo intenten, son pocos los que tienen la gracia de prepararlos para que queden jugositos. 

Según los expertos, el truco está en la temperatura y tiempo de cocción. Para empezar, la parrilla -o el sartén-  debe estar a fuego mediana alta, lo que puedes corroborar acercando un poco la mano. El otro truquito, y más importante, es que al cocinarlo solo lo voltees una sola vez. Es decir,  si te gusta la carne  a término medio-rojo, cocínala  3 minutos por un lado, la volteas, y 3 minutos por el otro. Si la prefieres bien cocida, hazlo 5 minutos por cada lado.

Sabías que…

El hamburger tiene su historia… y qué historia. 

Es probable que los antiguos egipcios ya comieran hamburgers o un plato muy parecido. A principios de este siglo, unos arqueólogos encontraron al lado de la momia de un alto dignatario –con 4,000 años de antigüedad– lo que podrían ser dos panes con carne.

Por su parte, las tribus guerreras tártaras picaban la carne del ganado y reservaban la de más baja calidad para elaborar los famosos filetes tártaros, también llamados en la actualidad filetes rusos.

El hamburger, tal y como la conocemos hoy, nació en Alemania, hacia el siglo XIV. Era una comida para pobres que se elaboraba con carne de muy baja calidad y condimentos baratos. Obtuvo su nombre de la ciudad de Hamburgo, donde se empezó a conocer como filete hamburgués.

En el siglo XIX, emigrantes alemanes llevaron a Estados Unidos un plato llamado Hamburg Style Beef que había llegado al puerto de Hamburgo desde Rusia y que se supone es el antecesor del hamburger que conocemos hoy.

Se dice que el primer hamburger se vendió en la Feria Universal de St. Luis, en 1904, pero su distribución masiva no empezó hasta 1921.

De dónde viene el nombre

La palabra hamburger proviene de la ciudad alemana de Hamburgo. El primer uso de la palabra data del 1884, con la expresión hamburger steak o bistec de Hamburgo, como llamaban a la carne molida que preparaban los inmigrantes alemanes en Estados Unidos.

Regresa a la portada

Tags

cocinaRevista Coge Calle