Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Una pastelería con el dulce sabor de la reinvención

Por Rosalina Marrero-Rodríguez 03/17/2017 |00:05 a.m.
El acogedor negocio está localizado en la urbanización Roosevelt, calle Eleonor Roosevelt, #249, en San Juan. (wandaliz.vega@gfrmedia.com)  
Michelle Rodríguez abrió junto con su esposo, Enrique Cardona, el negocio de pastelería, Bien dulce by Lee.

Lo haya dicho el filósofo griego Platón o el físico alemán Albert Einstein no hay mayor verdad que aquella que plantea que la necesidad es la madre de la invención.

Eso lo corrobora Michelle Rodríguez cada vez que junto con su esposo Enrique Cardona abre la puerta de su negocio de pastelería Bien dulce by Lee.


Este nuevo taller de elaboración de bizcochos, galletas, panes, quesitos, cup cakes y otra variedad de opciones para endulzar el paladar es producto de lo que se conoce como “reinventarse”.

Oriunda de Isabela, Michelle cursaba estudios de maestría en arquitectura cuando su núcleo familiar tuvo la primera sacudida: su esposo quedó desempleado.

Su primera reacción fue refrescar todo lo aprendido de su madre en temas de cocina y pastelería. “No podíamos sufragar los gastos de la tesis, y yo no quería parar, ya tenía un bebé y lo que hice fue que comencé a vender quesitos entre mis compañeros”, contó la integrante de una familia de dueños de pequeños negocios.

La segunda sacudida le tocó directamente a ella cuando también perdió el trabajo que era entonces el único ingreso seguro. “Hacía un par de cositas con una profesora arquitecta, que ella me enviaba planos y yo le ayudaba a hacerlos y así era que me podía bandear también. Pero ella cerró la oficina y el esposo también, y ahí fue que verdaderamente nos quedamos sin (entrada económica)”.

De ese momento hace casi dos años y el crecimiento del negocio ha sido vertiginoso gracias a lo que comúnmente se conoce como la publicidad “boca a boca”.

Lo distintivo de bien dulce by Lee es la frescura de todo lo que se ofrece y la creativa combinación de ingredientes, como el pan de cebolla y romero; o bizcochos de café y chocolate, o de limón y lavanda.

“Aquí no vas a encontrar nada del día antes, todo se hace diariamente. No utilizamos mezclas prehechas, todo se hace aquí”, resaltó la propietaria, quien trabaja mano a mano con su esposo y con la repostera Karla Ortega.

Los quesitos tradicionales son los más solicitados, pero también los combinados con bacon, crema de avellanas y coco. Para los amantes de las galletas, encuentran de avena, limón y guayaba, entre otras.

En la oferta de cup cakes, bizcochos y panes las combinaciones pueden ser infinitas, pues cada cliente puede ordenar según los ingredientes que más le gusten. Para ello, Michelle recibe órdenes a través del 787-646-1021.

Bien dulce by Lee se ha convertido además en una alternativa para otros negocios que adquieren de ellos distintas alternativas de pastelería y panes, que luego venden a sus respectivos clientes. “Tengo mente abierta a cualquier tipo de oferta, sea para abrir una fábrica o distribuir a otros puntos de la Isla, o fuera de Puerto Rico”, afirmó la nueva empresaria.

El acogedor negocio está localizado en la urbanización Roosevelt, calle Eleonor Roosevelt, #249, en San Juan.

El horario es de martes a viernes, de 8:00 a.m. a 4:00 p.m. y sábados, de 10:00 a.m. a 3:00 p.m.

Las órdenes especiales deben hacerse con un mínimo de dos días de antelación.


De derecha a izquierda, Michelle Rodríguez, Enrique Cardona y Karla Ortega (wandaliz.vega@gfrmedia.com)


(wandaliz.vega@gfrmedia.com)

Regresa a la portada