Juguetes de "Star Wars" invaden museo en París

10/03/2012 |12:34 p.m.
La exposición recoge medio millar de objetos relacionados con las aventuras ideadas por George Lucas. (Archivo)  
La exposición cuenta también el proceso de fabricación de algunos juguetes.

Los juguetes de La Guerra de las Galaxias, la saga que más productos derivados ha generado en la historia del cine, llegan a partir de mañana al Museo de Artes Decorativas de París, en una exposición que recoge medio millar de objetos relacionados con las aventuras ideadas por George Lucas.

Muñecos de los personajes de las seis películas que componen la serie, maquetas de las naves espaciales, peluches, muñecos articulados, máscaras o juegos de vídeo, componen la muestra obtenida de los fondos particulares de un coleccionista que, desde los once años, ha amasado varios miles de juguetes relacionados con los filmes.

"Son 35 años comprando cada objeto que había en el mercado relacionado con La Guerra de las Galaxias", afirma a Efe Arnaud Grunberg, propietario de la colección, que contó con la ventaja de ser hijo de un vendedor de juguetes para montar su vasto repertorio.

Entusiasta de la saga de Lucas, Grunberg afirma que ninguna otra producción cinematográfica ha generado tantos juguetes como "La Guerra de las Galaxias".

No solo porque es una de las sagas más largas de la historia del cine, si no por la fantasía que se desprende de sus aventuras, agrega el coleccionista.

Una opinión que comparte la directora de la sección de juguetes del Museo y comisaria de la exposición, Dorothée Charles, que afirma a Efe que "en otras películas se han hecho muñecos de uno o dos personajes, pero La Guerra de las Galaxias cuenta con más de 1.500".

Y es que no hay que olvidar que el sueño de Lucas cuando creó la serie era estimular la imaginación del espectador, especialmente de los niños.

"Una de las razones por las que hice La Guerra de las Galaxias fue para animar a los jóvenes a desarrollar su imaginación y mostrar creatividad. Los juguetes no sólo les permiten volver a reproducir las escenas de la película, si no que también les incitan a crear otras nuevas y a convertirse en narradores", afirmaba Lucas.

El interés que despertó la saga se tradujo también en la venta de juguetes. Entre 1978 y 1983, periodo de desarrollo de las tres primeras películas, se vendieron en todo el mundo más de 250 millones de figuras relacionadas con "La Guerra de las Galaxias".

En la actualidad, las doce primeras, que representaban a los personajes principales, se han convertido en objetos de coleccionista.

Precisamente el coleccionismo engloba la primera parte de la muestra, con una vitrina en la que se exponen objetos poco habituales o escasos, series especiales que lanzaron marcas de juguetes, como una creada exclusivamente para el mercado mexicano, de menor poder adquisitivo.

El resto de la exposición tiene un orden cronológico en función del estreno de las películas, hasta desembocar en una última parte, que acoge juguetes relacionados con los tres últimos capítulos, estrenados entre 1999 y 2005.

Luke Skywalker, la princesa Leia, Chewbacca, R2-D2, C-3PO, Han Solo, Darth Vader, van sucediéndose en la exposición en forma de pequeñas figurillas, en muchos casos presentadas repitiendo conocidas escenas de "La Guerra de las Galaxias", "El imperio contraataca" o "El retorno del Jedi".

La última parte, que representa las tres últimas películas, muestra cómo los juguetes se han hecho más sofisticados y a los muñecos inmóviles de los 80 han dejado paso a otros totalmente articulados.

La exposición cuenta también el proceso de fabricación de algunos juguetes, porque Grunberg también se dedicó a coleccionar algunas de las molduras que sirvieron para fabricarlos.

Finalmente, de las paredes de la muestra cuelgan algunos de los carteles originales de las películas, comprados por el coleccionistas en subastas.