Muere último hablante de dialecto escocés "Cromarty"

10/03/2012 | 02:40 p.m.
Bobby Hogg se llevó a la tumba el último trozo del mosaico lingüístico inglés.

 En una remota aldea pesquera en la península escocesa denominada Black Isle, ha fallecido el último hablante del dialecto cromarty, llevándose a la tumba el último trozo del mosaico lingüístico inglés.

Los eruditos de la academia escocesa dijeron el miércoles que Bobby Hogg, fallecido la semana pasada a los 92 años, era la última persona que hablaba con soltura el dialecto, otrora común en la aldea costera de Cromarty, a unos 280 kilómetros (175 millas) al norte de la capital escocesa de Edimburgo.

El dialecto, con gran influencia bíblica, es uno de los muchos que han desaparecido en las islas británicas.

En todo el mundo, las lenguas y dialectos regionales han desaparecido al desplazarse la población rural a las ciudades, además de que la enseñanza obligatoria y los medios de comunicaciones de masas han eliminado las peculiaridades del habla local.