7 pasos para adquirir un hogar

11/07/2012 | 01:00 a.m.
Evita obtener muchas tarjetas; al evaluarte, el banco considera como deudas la cantidad de crédito disponible en cada tarjeta.  

Adquirir tu primer hogar es el sueño de todos y un paso importante que conlleva gran responsabilidad y compromiso. 

Sin embargo, es importante orientarse antes y durante el proceso de negociación y  selección de una residencia para que esa propiedad pueda mantenerse y conservarse por mucho tiempo. 

A continuación, expertos en el tema brindan consejos e información para aquéllos que quieren emprender  esta tarea. 

PASO 1: CONOCE CUÁL ES TU SITUACIÓN FINANCIERA

“Primero, verifica  cuál es tu crédito. Lo recomendable es que corrobores esta información previo a visitar el banco. De esta manera sabrás de antemano cuál es tu historial de crédito y al llegar al banco podrás iniciar de inmediato el proceso de negociar la mejor alternativa con relación a las hipotecas. 

“Si tu historial de crédito es pobre, al conocerlo con anticipación estarás preparado para dialogar sobre tu situación crediticia y verificar qué estrategias te pueden ayudar. Esto te permitirá evaluar si es mejor adquirir la propiedad en ese momento o postergarlo para después cuando tu crédito haya mejorado, mencionó Brenda Vélez, gerente de la Sucursal de Carolina de Preferred Mortgage Corp.

Para verificar tu crédito puedes acceder a las páginas cibernéticas de las agencias de crédito TransUnion, Equifax y Expirian. 

Según Vélez, “las tres agencias de crédito por ley tienen que proveerte un reporte de crédito gratuito al año. A través de sus páginas de la Internet estas agencias te ofrecen acceso  a tu crédito y te brindan tu información crediticia de manera sencilla”.

PASO 2: ORIÉNTATE ACERCA DE LA IMPORTANCIA DE UN BUEN CRÉDITO Y CONOCE ESTRATEGIAS PARA MEJORAR EN ESTE REGLÓN

“El crédito es la forma en que los bancos o cualquier acreedor evalúa cuán responsable y consciente es usted en el manejo de sus finanzas. Se evalúa si el cliente paga en las fechas correspondientes, si no excede de los límites autorizados, su patrón de endeudamiento, entre otros. 

“La posibilidad de comprar un hogar es proporcional a su clasificación de crédito. Un crédito “excelente”  significa excelentes posibilidades de comprar mientras que un crédito “pobre” tiene muy pocas, si alguna, posibilidad de financiamiento”, explicó la Gerente de la Sucursal de Carolina de Preferred Mortage Corp.

RECOMENDACIONES PARA MEJORAR TU CRÉDITO E HISTORIAL DE AHORROS: 

Los detalles hacen la diferencia. “Algunos de los factores que los bancos consideran son tu historial de pago, ahorros y crédito. Según tu situación, cualificarás para diferentes instrumentos hipotecarios. 

“Por ejemplo, si tienes un buen crédito e historial de pago pero no tienes dinero ahorrado, esto afectará cómo los bancos te evalúen y determinará a cuál instrumento hipotecario cualificas”, mencionó por su parte Ricardo Domenech,  vicepresidente  Senior del Departamento de Hipotecas de Scotiabank.  

Domenech añadió que “tener una cuenta de banco  sin ahorros presenta un riesgo para el banco debido a que, de ocurrir una situación imprevista, no tendrás el dinero para pagar la hipoteca”. De igual  manera, el banquero añadió que presenta un riesgo para los bancos prestar dinero a alguien que no tenga un buen crédito, pues esto refleja que la persona no ha sido diligente en el pago sus deudas.  

“Algunas de las consecuencias de no tener un buen crédito  y/o historial ahorros es que no te aprueben la hipoteca por la cantidad que te interesa o que solo cualifiques para instrumentos hipotecarios que resultan menos beneficiosos para ti”, añadió el banquero.

Maneja tus tarjetas de crédito inteligentemente. “Las tarjetas de crédito pueden ayudarte a establecer un buen historial de crédito si las usas responsablemente. Es mejor usar las tarjetas sin cargarlas hasta al tope y pagar antes de su fecha de vencimiento. Esto le demuestra al banco que eres responsable manejando tu dinero”, mencionó por su parte  Carlos Mántaras, vicepresidente de Venta Hipotecarias de Scotiabank.

Menos es más. Evita obtener muchas tarjetas. “Al evaluarte, el banco considera la cantidad de crédito disponible en cada tarjeta como deudas. Esto disminuye tu capacidad de pago y la cantidad de dinero por la cual vas a cualificar”, dijo por otro lado Brenda Vélez.

Mantente siempre al día. “Verifica  tu reporte de crédito de forma regular. Tu eres el dueño de tu crédito y el mismo está diseñado para que seas tu   quien lo atiendas”, añadió Vélez.

Ahorra estratégicamente. Evalúa   tus gastos y organiza tu presupuesto de manera que te permita ahorrar. 

La Branch Manager de Preferred Mortgage Corp. aconsejó, que “es importante que determines la cantidad de la hipoteca que pretendes adquirir. De esa cantidad  necesitas tener ahorrado al menos entre el 3 al 5 por ciento para el pronto, pues el único préstamo que te ofrece un 100 por ciento son los de veterano y rural. Por lo general, los préstamos exigen que la persona tenga ahorrado alrededor de un 2 o 3 por ciento para el pronto”.

Establece tu crédito e historial de ahorro. Esto permitirá que el banco evalué tu desempeño ahorrando y pagando tus deudas. 

Domenech  explicó que “sin historial de crédito es difícil obtener un préstamo. En ocasiones excepcionales los bancos utilizan las facturas de agua y luz para evaluar a la persona, pero esto no es la norma. Es importante ir estableciendo un crédito e historial de ahorro”.

Acostumbra ahorrar. “Los bancos no están dispuestos a asumir el 100 por ciento del riesgo. Para obtener un préstamo hipotecario debes tener suficiente dinero ahorrado para pagar el pronto y los gastos de cierre. 

“Sin embargo, será mejor  si tienes dinero ahorrado para cubrir dos meses de pago de hipoteca, pues esto refleja buen hábito de ahorro. Además, le demuestra al banco que en caso de alguna situación imprevista tendrás suficiente dinero para hacer tus pagos. 

“Los bancos también consideran tus ingresos y tus gastos. Inclusive, algunos instrumentos hipotecarios tiene políticas estrictas sobre este asunto, por ejemplo, los préstamos FHA exigen que no más del 31 por ciento de tu ingreso sea para pagar tu  préstamo  hipotecario  y que el total de todos tus gastos no excedan el 43 por ciento de tus ingresos”, explicó Domenech. 

PASO 3: ENTREVISTA INICIAL Y  PRECUALIFICACIÓN

Ya conoces cuál es tu situación financiera y de haber sido necesario implantar las estrategias necesarias para mejorar tu crédito e historial de ahorro. Entonces, llegó la hora de visitar el banco para precualificarte para un préstamo hipotecario.  “De acuerdo a tus ingresos y deudas es que se determinará cuál es el máximo de hipoteca para el  cual cualificas”, dijo por su parte Vélez.

Los documentos que deberás recopilar y llevar al banco son los siguientes: 

- Un mes de los talonarios más recientes

- Copia de la planilla de Contribución sobre Ingresos

- Evidencia de ingreso de los últimos dos años o su equivalente

- Lista de las obligaciones mensuales

- Tarjeta de seguro social

- Identificación válida 

Si trabajas por cuenta propia tendrás que brindar mayor información acerca de dónde provienen tus ingresos y deberás suplementar esa información con tu estado bancario. 

PASO 4: ANALIZA CUÁLES SON TUS INTERÉS Y NECESIDADES Y  EVALÚA LAS RESIDENCIAS QUE SE AJUSTEN AL MÁXIMO DE FINANCIAMIENTO PARA EL  CUAL CUALIFICASTE.

“Selecciona el área geográfica dónde deseas residir y asegúrate que conozcas el área. Es importante considerar diversos factores antes de escoger dónde vas a vivir tales como,  dónde trabajas, dónde estudian tus hijos, la seguridad en el área, cuán cerca queda la residencia a los hospitales y de tus familiares,  entre otros. 

“Recuerda que la comunidad en donde esté ubicada la vivienda  será el lugar en la cual te vas a desarrollar, por eso es importante corroborar de ante mano que tu futuro hogar este ubicado en un sitio en donde podrás llevar a cabo el estilo de vida que deseas. Puedes hacer una búsqueda a través del Internet y/o buscar en el periódico las alternativas disponible”, recomendó por su parte  Leslie Torres, presidenta de Leslie Torres Real Estate.

PASO 5: ORIÉNTATE CON UN CORREDOR DE BIENES RAÍCES

“Este profesional te orientará correctamente sobre el mercado y las oportunidades de inversión que ofrecen las residencias. Además, te indicará si la propiedad que te interesa se ajusta a tus necesidades y objetivos. Puedes encontrar un corredor a través de los listados publicados en diferentes  páginas del Internet o en la página web de la  Puerto Rico Association of Realtors”, dijo Torres. 

PASO 6: VISITA LA PROPIEDAD

La presidenta de Leslie Torres Real Estate mencionó que es recomendable “inspeccionar  la propiedad y verificar que reúna tus requisitos y necesidades. Puedes llevar un inspector de viviendas certificado para que haga una inspección  de la propiedad”. 

PASO 7: ¡ENCONTRASTE LA CASA PERFECTA PARA TI! PRESENTA TU OFERTA DE COMPRA POR ESCRITO.

“A través del corredor puedes presentar tu oferta al vendedor. Si la oferta es aceptada debes   presentar el contrato firmado en tu banco para originar tu solicitud de préstamos hipotecario, cerrar la transacción y finalmente convertirte en propietario de tu primer hogar”, explicó  Torres

Antes de comenzar tu transmite financiero consulta con los profesionales hipotecarios.

Créditos:

Ricardo Dómenech y Carlos Mántaras,  de Scotiabank. Para orientación,  llama  al 787-758-2424. 

Brenda Vélez, de Preferred Mortgage Corp.  Para orientación,  llama  al 787-903-0103 o escribe a brenda.velez@preferredmortgagepr.com

Leslie Torres, presidenta de Leslie Torres Real Estate. Para orientación,  llama  al 787-567-1222, 787- 552-1222 o escribe a  torres.leslie@hotmail.com.