Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

¿Bisturí como regalo?

Por Redacción Lola 10/20/2014 |10:37 a.m.
Atrás quedaron las fiestas o los cruceros para celebrar los 15 años, ahora es muy común escuchar que una joven adolescente pida una cirugía plástica como regalo de quinceañero o graduación.
(Thinkstock)  

Atrás quedaron las fiestas o los cruceros para celebrar los 15 años, ahora es muy común escuchar que una joven adolescente pida una cirugía plástica como regalo de quinceañero o graduación.

Las razones, ancladas en el culto a la belleza, sobran. Así llegan a querer verse mejor a cualquier precio, y -en el caso de pacientes con deformidades notables- en ciertos casos esta cirugía significa un "boost" de autoestima. 

Hay que recordar que esta es la etapa en la que las jóvenes comienzan a presumir y en donde ya se interesan, por lo usual, en lucir bien para evitar ser víctimas de las presiones de grupo. Es por esto que una joven con las orejas grandes, la mandíbula sobresalida, la nariz virada o los senos dispares, bien pudiera aspirar a realizarse una cirugía plástica para evitar ser víctima de “bullying”.

Consulta que no debe fallar

Sin embargo, la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos (ASPS, por sus siglas en inglés) recomienda a los padres que antes de someter a sus hijas a una cirugía estética, evalúen con un sicólogo la madurez física y emocional de esta y luego consulten con un cirujano plástico certificado para un análisis del caso.

Por ejemplo, para la mayoría de los cirujanos plásticos que tratan casos de adolescentes, la edad y el desarrollo corporal son cruciales para determinar si atienden o no a una joven.

De acuerdo con la ASPS, en el 2012 se realizaron en EE.UU. sobre 76,000 procedimientos quirúrgicos estéticos entre personas de 13 a 19 años de edad y sobre 160,000 procedimientos de invasión mínima con fines estéticos en este mismo grupo.

Para el gusto, el bolsillo

De acuerdo con el doctor Roberto Juan Méndez, cirujano plástico y reconstructivo,  los procedimientos cosméticos más comunes a los que se someten las mujeres son la mastopexia (levantamiento del busto), la abdominoplastía y la liposucción del abdomen. 

Antes de someterte a una cirugía plástica debes estar segura de que el especialista que visitas esté certificado por la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica de Puerto Rico para realizar cirugías plásticas y reconstructivas, ya que este es el único especialista entrenado de pies a cabeza. Además, asegúrate de que tu médico tenga privilegios en algún hospital para realizar el procedimiento que te interesa.

A continuación el costo aproximado de las cuatro cirugías populares 

1. Liposucción: Consiste en utilizar una cánula para succionar y eliminar grasa de algún lugar particular. Costo: Alrededor de $1,000 

2. Aumento de busto: Se utiliza un implante mamario de silicona o salina para aumentar el tamaño del busto. Costo: Alrededor de $3,000

3. Levantamiento del busto: Consiste en eliminar la piel flácida del busto. Costo: Alrededor de $3,000

4. Abdominoplastía: Elimina el tejido flácido en el área de la barriga. Costo: Alrededor de $3,000

Para citas con el doctor Roberto Juan Méndez, puedes llamar al 787-842-9345.

Ganan popularidad

Según la versión online de VidaySalud.com, las cirugías más populares entre las adolescentes son:

Rinoplastia o cirugía para corregir la nariz Esta se puede hacer luego de los 15 años, una vez la nariz haya dejado de crecer.

Aumento o reducción de senos Puedes beneficiarte de esta cirugía a partir de los 16 años.

Otoplastia Busca corregir las orejas grandes. Puede hacerse desde los ocho años, que es cuando el cartílago ha alcanzado su máximo tamaño.

Cirugía para aumentar o reducir el mentón Puede realizarse durante la adolescencia.

Cirugía para corregir la asimetría de los senos A veces sucede que un seno es significativamente más grande que el otro y esto puede corregirse mediante cirugía plástica.