Con todo y bebé, simplifica tu rutina

11/05/2012 | 08:05 a.m.
(Archivo)  
Una vez el pequeño que cargaste en tu vientre llega a la casa, existen ciertas cosas que, si carecían de estructura, más vale que no sigan así.

Una vez el pequeño que cargaste en tu vientre llega a la casa,  existen ciertas cosas que, si carecían de estructura, más vale que no sigan así. Fuentes expertas aseguran que establecer desde edades tempranas  rutina y orden es esencial para mantener al pequeño con menos estrés.  Pero no solo por eso conviene que modifiques tu vida y planifiques mejor tus días ahora que te estrenas como madre. También está el “pequeño detalle” de no volverte loca. 

De acuerdo con la guía The Organized Mom: Simplify Life for You and Baby, One Step at a Time, sin importar si te quedas en la casa o regresas a trabajar, necesitas invertir la menor cantidad de tiempo posible en prepararte para salir de casa.

Teniendo esto en cuenta, te aconsejamos las siguientes sugerencias reseñadas en el texto:

Prueba combinaciones

Invierte media hora todas las semanas seleccionando tus outfits de cada día o, por lo menos, ten una idea bastante general sobre qué piensas ponerte.

Menos laundry

Ten, al menos, siete atuendos limpios y ready para usar cada semana, incluyendo la ropa interior. Esto también se traduce a hacer laundry una vez a la semana.

Báñate en la noche

Considera la posibilidad de bañarte en la noche, después de que el niño se haya ido a dormir, versus hacerlo por la mañana.

Cabello de bajo mantenimiento

Recuerda que llevar el pelo corto puede ser una desventaja y requerir mayores cuidados. Al llevarlo largo, lo puedes recoger y hacerte un  ponytail.

Maquíllate en minutos

Opta por una rutina de maquillaje rápido y sencillo con el que, en pocos minutos, logres resaltar tus ojos o labios y disimular imperfecciones.

Mientras duerme

Levántate, al menos, 30 minutos antes que tu pequeño, lávate la cara, bebe una taza de café o té y saca unos minutos de tranquilidad total.