Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Determinada a triunfar

Por Carla De Jesús Martínez 08/09/2013 |09:00 a.m.
En el 2011, Frances sufrió un accidente en el que, luego de varias complicaciones, terminó perdiendo parte de su pierna izquierda. Desde entonces, Frances se ha dedicado a tomar nuevamente las riendas de su vida. (Manuel González/ GFR Media)  
En el 2011, Frances sufrió un accidente en el que, luego de varias complicaciones, terminó perdiendo parte de su pierna izquierda.

Dos años atrás, los planes profesionales y personales de Frances Osorio estaban viento en popa. La joven, que contaba con 23 años en ese entonces, estaba  en rumbo a ser oficial para el Army en el campo que estaba estudiando. Por otro lado, como atleta se encaminaba a competir profesionalmente en la categoría de freestyle, en el deporte del kiteboarding.

Sin embargo, un suceso imprevisto hizo que la Lola de esta semana pasara por una prueba que, hasta el día de hoy, enfrenta con mucha tenacidad y valor. En el 2011, Frances sufrió un accidente en el que, luego de varias complicaciones, terminó perdiendo parte de su pierna izquierda. Desde entonces, Frances se ha dedicado a tomar nuevamente las riendas de su vida. “Los retos nunca paran, todos los días son un reto”, mencionó Frances sobre cómo ha sido su vida desde el accidente.

 
Frances Osorio está determinada a triunfar

Luego de perder parte de su pierna izquierda, Frances se ha dedicado a tomar nuevamente las riendas de su vida. “Los retos nunca paran, todos los días son un reto”, mencionó la joven sobre cómo ha sido su vida desde el accidente.


Una lucha de todos los días

Al principio, la joven cuenta que pensaba que la recuperación iba a ser rápida si mantenía una buena actitud. No obstante, el tiempo le demostró que esto es un proceso y que necesitaría paciencia y determinación. Cada día Frances se encuentra con pequeños obstáculos que tiene que sobrellevar, desde levantarse en medio de la noche y dirigirse al baño brincando en un pie, hasta manejar los dolores conocidos como phantom pains.  “Me di cuenta que la recuperación no termina y que la adaptación no es tan fácil como aprender un deporte diferente”, dijo la Lola. Aceptando esta nueva realidad, Frances tuvo que despedirse, por el momento, de la idea de competir en kiteboarding en estilo libre, y en poder completar su meta de ser oficial activo del Army.

Enfocada en la meta

A pesar de todos los obstáculos que Frances  ha encontrado,  se rehusa a darse por vencida. La atleta tomó el deporte como rehabilitación vocacional. Así que, un día  decidió aventurarse al agua y ver hasta dónde podía llegar con la disciplina que tanto le apasiona: el kiteboarding. A pesar que ella expresó no poder realizar todos los trucos que antes ejecutaba con facilidad, cuando entra el agua la talentosa joven maniobra el kite y la tabla con mucha naturalidad.  Tanto es así que Frances está preparándose para competir en el deporte, pero en la categoría de olas.

“Hay mucho que yo soñaba hacer antes de este percance... Quería algún día hacer hiking en el Monte Everest, hacer wingsuit, skydive, base jump, entre otros. Ahora va a tomar más esfuerzo, más sacrificio, poder adquirirlo pero, de igual manera, al final de la carrera va a hacer todo más significativo”, dijo llena de positivismo la joven, quien demostró que no dejará que este impedimento nuble sus planes, ni sus sueños.

Para septiembre, Frances estará realizando un evento de hiking de 48 millas con el fin de recaudar fondos para atletas con alguna incapacidad. Para más información o donaciones, puedes visitar la página challengedathletes.org/glacierhikingchallenge/francesosorio. 

Tags

Lola