En el ajetreo que no para

11/23/2012 | 10:15 a.m.
gabriel.lopez@gfrmedia.com  
Conoce a Yolanda, nuestra Lola de esta semana.

Reconociendo que todo lo que las mujeres hacemos es, en gran medida, un tipo de trabajo, cuando a Yolanda Padilla Carrera le preguntamos a qué se dedica no lo pudo decir mejor: “Trabajo como secretaria, madre, esposa y co-apoderada y administradora del Mayagüez Volleyball Club”.

Esta última faceta la ha llevado a concluir que cada mujer es diferente,  que como madres es importante identificarnos con los gustos y afinidades de nuestros pequeños hasta convertirnos en parte de ellas y que ahora es miembro de una familia extendida.

“Es una responsabilidad muy grande, estoy pendiente a que todos los documentos se mantengan al día, permanezco en cancha para lo que se presente, asisto con mis chicos a sus torneos (...) es como tener muchos hijos y la recompensa está ahí, en la manera en que ellos confían en ti, en que te vean como parte de su familia”, dice.

Pero este bálsamo da satisfacción, no llega de la nada. Dos veces a la semana, luego de la jornada laboral de 9:00 a.m. a 4:00 p.m., Yolanda llega  a la casa  a “atender a mi esposo e hijos, para luego estar en la cancha de 6:30 a 10:00 de la noche. Eso es un día complicado” afirma.